Image default

Vidal le quita poder a la bonaerense y le entrega el manejo de los gastos a un civil

Se trata de Ignacio Greco, que ya cumplió esa función en la Ciudad con la gestión de Macri. El cambio es parte de las reformas en la fuerza de seguridad.

El Gobierno de María Eugenia Vidal imprimirá un nuevo gesto de autoridad frente a la Policía Bonaerense: pondrá desde esta semana a un civil a manejar los recursos de la fuerza. La medida fue definida tras la decisión del comisario general Néstor Martín de pedir la baja, luego de ser denunciado por el Ministerio de Seguridad de Cristian Ritondo por presunto enriquecimiento ilícito.

Martín -quien integraba la cúpula policial- deja libre la estratégica Superintendencia de Coordinación Cooperativa, encargada de administrar los fondos de la Policía y que, según pudo saber este diario, pasaría a la órbita del Ministerio y sería ocupada desde las próximas horas por el actual director administrativo de esa cartera, Ignacio Greco, quien asumió con la gestión Ritondo. De esta forma, un civil pasará a ocupar un lugar clave en el área de la Seguridad bonaerense, luego de trascendiera que en la Ciudad de Buenos Aires será probablemente un civil quien conduzca la flamante Policía de la Ciudad, con la fusión de la Metropolitana y efectivos de la Federal. Martín quedó en la mira a partir de la decisión de Vidal de obligar a los jefes policiales a presentar sus declaraciones juradas de bienes, como parte de su estrategia para combatir la corrupción.

En ese marco, Martín sorprendió al declarar cerca de $4.022.000 millones, incluidas 7 propiedades en la Ciudad de La Plata y hasta un helicóptero. Según la presentación oficial, el subcomisario percibe un salario de $48.000 mensuales, a los que suma otros ingresos (monotributo) por $30.000 por mes.

Este escenario se da luego de que una jueza pidiera la detención de seis comisarios por el escandaloso hallazgo de sobres con dinero a comienzos de abril en la Jefatura Departamental de La Plata. Los jefes policiales fueron desafectados de la fuerza y fueron reemplazados en sus respectivos cargos. Mientras tanto, en las próximas horas continuarán las reuniones del Gobierno provincial con el nacional para pulir el desembarco de cerca de 6 mil efectivos de fuerzas federales para potenciar el combate contra la inseguridad.