Image default

Varios muertos en tiroteo masivo en una iglesia de Texas

Varias personas fueron asesinadas y muchas más resultaron heridas en un tiroteo el domingo en una iglesia bautista de Sutherland Springs.

Un hombre ingresó a una iglesia y disparó a mansalva durante una misa en una iglesia en la pequeña localidad Sutherland Springs, en el estado norteamericano de Texas. Según funcionarios locales, hay varios muertos y heridos y el atacante fue abatido por la policía. Algunas fuentes hablaban de hasta 27 personas fallecidas, pero las autoridades no dieron una cifra de víctimas.

El tiroteo ocurrió en la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, una pequeña comunidad a unos 50 km al sureste de la ciudad texana de San Antonio, dijeron los medios.

El atacante ingresó a la iglesia poco antes del mediodía local (a las 15 en Argentina) y abrió fuego durante el servicio religioso dominical, al que asisten usualmente unas 50 personas. Un niño de dos años figura entre los heridos, indicó el sitio web del diario Dallas Morning News.

Hay “múltiples muertos y múltiples heridos” según el comisario del condado Wilson, Albert Gamez Jr., indicó la cadena NBC News.

El autor del tiroteo murió, informó la cadena local KSAT12 en su sitio de internet, citando a la policía.

Una portavoz del Centro Médico Connally Memorial en el cercano pueblo de Floresville dijo a la cadena Fox News que habían “aceptado numerosos pacientes después del tiroteo”, pero no dio cifras.

Helicópteros y personal de emergencia acudieron a la iglesia, y agentes de la agencia federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) se dirigían a la escena, indicó la institución.

El gobernador del Estado, Greg Abbott, expresó hoy sus condolencias y calificó el hecho en la iglesia de Sutherland Spring como un “acto del mal”

Del mismo modo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recién aterrizado en Japón para su gira asiática, escribió a través de su cuenta de Twitter que está al tanto de la situación.”Que Dios bendiga a la gente de Sutherland Springs”, dijo el mandatario.

El tiroteo ocurrió un mes después de que un hombre armado disparara desde una habitación de un hotel de Las Vegas, Nevada, matando a 58 personas e hiriendo a centenares de personas que asistían a un concierto al aire libre.

El incidente ocurrió además dos años después de que un supremacista blanco, Dylann Roof, entrara a una iglesia negra de Charleston, Carolina del Sur, y matara a tiros a nueve personas.