Image default

Vaca Narvaja: “China fue clave para que no colapsara el sistema sanitario argentino”

El embajador argentino en ese país afirmó que en unos meses el gigante asiático será el único proveedor global y resaltó el apoyo que el año pasado brindó a la Argentina garantizando la provisión de insumos sanitarios.

El embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, aseguró que ese país asiático “fue clave para que no colapsara el sistema sanitario argentino” en el inicio de la pandemia de coronavirus durante el año pasado y dijo que, “a partir del mes que viene, China va a asombrar al mundo con la cantidad de vacunas que va a enviar” a diferentes países.

“En unos meses, China va a ser el único proveedor global de vacunas”, dijo el embajador en una nota con Página12 y precisó que en el caso de Argentina, “el acuerdo -con el gobierno chino- por ahora es para la provisión de un millón de dosis, pero está también abierto para avanzar”.

Las primeras 904.000 dosis de la vacuna Sinopharm arribarán al aeropuerto de Ezeiza a bordo de un Airbus 330-200 equipado con envirotainers, que son contenedores especiales con control activo de temperatura que permiten trasladar un mayor volumen de vacunas en la bodega.

Con respecto a la relación entre el país asiático y la Argentina en el marco de cooperación por la pandemia, Vaca Narvaja remarcó que “China fue clave para que no colapsara el sistema sanitario argentino” el año pasado.

En la entrevista, el diplomático recordó que “la Argentina recibió mucha ayuda de parte de China, ya que hubo 40 vuelos sanitarios, por lo cual pudimos traer de China trajes de bioseguridad, barbijos especiales y respiradores, los PCR y las máquinas para producir barbijos, cuando para nosotros era clave la seguridad de nuestros médicos”.

“Después una vez que contamos con ese capital, pudimos avanzar en los desarrollos propios. La mayoría de los insumos iniciales se trajeron de China, porque había un cuello de botella, igual que lo que pasa ahora con las vacunas, y China era el único país con suficiente capacidad de producción. Hubo países que tuvieron que elegir si vivía una persona de 70 y 50 a raíz del colapso sanitario. Eso en la Argentina no pasó”, señaló Vaca Narvaja.

Sobre las negociaciones para el acuerdo por el millón de vacunas Sinopharm, contó que “fue un trabajo que venía haciendo el Ministerio de Salud de la Nación hace tiempo, de hechos Sinopharm ya había realizado ensayos clínicos en el país, pero surgieron diferencias a la hora de discutir el contrato de compra, lo que se pudo resolver luego de la carta del presidente Alberto Fernández al -mandatario chino- Xi Jinping, junto a la del canciller Felipe Solá a su par chino”.

“El tema se puso al máximo nivel político y ahí se pudo descomprimir la negociación, que mejoró mucho en favor de la Argentina”, agregó.

Respecto al nivel clínico de la vacuna, el embajador aseguró que “tiene estándares sanitarios muy buenos, ya que contó con ensayos en 14 países, por lo cual es muy segura. De hecho, en China ya fueron vacunadas unas 50 millones de personas, de las cuales un 80 por ciento corresponden a la vacuna que ahora llega a la Argentina”.

“China fue en un comienzo algo más lento en el tema de las vacunas, pero está creciendo de forma exponencial. A partir del mes que viene, nos vamos a asombrar de la cantidad de vacunas que China va a enviar al mundo y en unos meses va a ser el único proveedor global de vacunas”, dijo el diplomático.

En esa línea, remarcó que “China tiene laboratorios con enorme capacidad de producción y cuenta con 16 vacunas en fase 2 y 4 en fase 3. Solamente a nivel interno, están pensando en tener vacunas para llegar a fin de año a 1000 millones de personas”.