Image default

Una protesta de estibadores tuvo de rehenes a automovilistas por 6 horas

Alrededor de 6 horas permanecieron ayer cortadas las rutas provincial 7 y nacional 25, entre Trelew y Rawson. Una protesta del Supa generó grandes complicaciones, sobre todo para que los empleados públicos lleguen a su lugar de trabajo. Reclamaban por el pago de un subsidio de 6.300 pesos otorgado por una ley que aún no fue reglamentada. Acordaron con el Gobierno un compás de espera hasta el jueves.

Los trabajadores de la estiba enrolados en el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa), montaron ayer a primera hora de la mañana piquetes en los accesos a Rawson, imposibilitando la comuniciación con Trelew y generando extensas filas de vehículos en las rutas.

Atento a que gran parte del tránsito a esa hora tiene que ver con empleados públicos que llegan a la capital provincial, las largas caravanas estuvieron en las rutas durante toda la mañana con momentos en los que se permitía el paso cada 20 minutos y un breve levantamiento del piquete en la Ruta 7.

El reclamo de los estibadores tenía que ver con el pago de un subsidio de 6.300 pesos que les otorga una ley provincial que aún no fue reglamentada.

Pasado el mediodía el conflicto se pudo superar en una áspera reunión que se desarrolló en la Secretaría de Trabajo en Rawson, con participación de los dirigentes del Supa y el secretario de Pesca de la Provincia, Alberto Gilardino. Allí acordaron que el subsidio se hará efectivo el jueves.

Fuente:EC