Image default

Una perra despide a su dueño antes de morir -Video-

Un joven estaba en coma irreversible. Segundos antes de desconectarlo, los médicos autorizaron a la familia para que Mollie esté a su lado. Mirá las imágenes.

Ryan Jessen, un californiano de 33 años, estaba transitando sus últimos minutos de vida asistido por respiración mecánica. Su familia lo rodeaba, pero faltaba un miembro: Mollie, su perra boxer.

Ante el cuadro irreversible del joven, su hermana pidió autorización en el hospital para ingresar con la perra a la habitación y permitir que lo despidiera. El video del momento exacto se viralizó en Internet y hoy lleva más de 16 millones de reproducciones. 

La hermana de Ryan, Michelle, lo compartió en su cuenta de Facebook junto a un mensaje: “El hospital hizo la cosa más dulce por nosotros al permitirnos que la perra de mi hermano le ‘dijera adiós’ y de esa forma sepa por qué su humano nunca volverá a casa”. 

La imagen fue tomada el 30 de noviembre, cuando los médicos informaron a la familia de Ryan que ya no quedaba nada por hacer. El joven había ido al hospital por un fuerte dolor de cabeza. Lo que primero parecía ser una simple migraña terminó convirtiéndose en una hemorragia cerebral. 

Ryan Jessen y su perra en un paseo por el parque en California, poco tiempo atrás.

Ryan Jessen y su perra en un paseo por el parque en California, poco tiempo atrás.

El estado de salud de Ryan se agravó en pocas horas, hasta que los médicos le comunicaron a la familia que ya no había posibilidades de salvarlo. Ante ese panorama, tomaron la decisión de desconectarlo del respirador artificial, pero antes pidieron permiso para llevar a su perra. En el video puede verse como Mollie está sobre la cama y mueve la cola, esperando alguna reacción de Ryan. Lo huele y se acuesta a los pies. “Quienes conocen a mi hermano saben que él realmente amaba a su adorable perra”, publicó Michelle.

Ante las constantes consultas de personas emocionadas por las imágenes, la chica aclaró que la familia se quedará con Mollie. “¡Es parte de nuestra familia!”, aclaró. También contó que decidieron donar los órganos de Ryan y que su corazón será trasplantado a un adolescente de 17 años que cumple años en navidad: “Espero que Ryan sepa que su corazón cambiará la vida de un chico”, agregó Michelle.