Image default

Una ayuda extra a las telefónicas complica la ley para habilitarles televisión satelital

El Gobierno envió el proyecto para permitirles brindar cuádruple play. Pero incluyó un polémico artículo.

El Gobierno envió al Senado el proyecto de ley para autorizar a las telefónicas a brindar televisión satelital y ofrecer un servicio de cuádruple play sin haber invertido en fibra óptica. Fue una movida para calmar el fastidio de Telefónica de España a días de la visita del pirmer ministro Mariano Rajoy.

Pero el artículo 2 de la iniciativa hizo ruido en el despacho de varios senadores: permite que los licenciatarios de servicios de comunicación ocupen la infraestructura montada por los prestadores de servicios públicos nacionales, provinciales o municipales.

Entre ellos están las cooperativas de cables locales, que presionaron y lograron que este mismo proyecto demore la provisión de televisión satelital de las telefónicas en localidades con menos de 80 mil habitantes.

Los empresarios José Luis Manzano y Daniel Vila empujaron esa modificación, aunque la redacción final no terminó de convencer a las cooperativas. “Ellos ya están saliendo del negocio”, se quejaron cooperativistas. En efecto, los mendocinos tienen muy avanzada la venta de su cable Supercanal al fondo White Bridge, en una operación que conduce Charles Newbery.

Pero lo que más ruido generó en el Senado es el artículo 2. “Entregarles la infraestructura para desplegar la fibra óptica es un premio muy grande”, reflexionaban esta tarde en el Congreso.

La inversión en fibra óptica es la gran deuda pendiente de las telefónicas y por eso precisan habilitación para brindar televisión por satélite, hasta tanto se decidan a invertir.

El próximo paso que espera el mercado es que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) autorice la fusión entre Cablevisión y Telecom. Esa empresa ya tiene tecnología para brindar cuádruple play.

El martes el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, explicará el proyecto en la comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado. El debate será largo.