Image default

Un senador de Buenos Aires renunció a su banca luego de que lo denunciaran por abuso

Después de recibir una denuncia por abuso sexual, Jorge Romero, senador bonaerense de Unidad Ciudadana, anunció que renunció a su banca.

El senador bonaerense Jorge “El loco” Romero, responsable provincial de La Cámpora, quedó en el ojo de la tormenta a partir de la denuncia de una exmilitante de esa organización, que lo acusa de abuso sexual. En un detallado y estremecedor relato publicado mediante un perfil de Facebook, la joven denunció que Romero intentó obligarla a practicarle sexo oral y apuntó a la complicidad del resto de la organización.

El relato del usuario identificado en la red como Teff Solange se sitúa temporalmente en enero de 2017. “El LOCO ROMERO me agarra y me encierra en el baño con el impidiéndome salir. Se baja los pantalones, saca su miembro afuera y me empieza a pedir que le practique sexo oral”, se lee en uno de los párrafos de la presentación.

“Me negué reiteradas veces y le suplicaba que me dejara salir. Le llegue a prometer que otro día lo hacíamos para que me abriera la puerta, golpee las paredes y la puerta para que alguien me abriera. Nadie me ayudo”, agrega.

También dio cuenta de la red de complicidades dentro de la organización, empezando por el responsable de Logística Nacional, Miguel Ángel Despo, quien, según el relato, “sonriendo, me dijo que me creía porque sabía que este tipo era así y que no fui la única que le paso”. Esa situación se repitió con otros referentes y terminó con el alejamiento de la joven de La Cámpora, “harta de ver a mi abusador ahí y a los abusadores de mis compañeras”.

La denunciante, que pidió ser identificada como Stephanie, confirmó la veracidad del posteo. Y aseguró que, junto al suyo, hubo otros casos de abuso que “se encubrieron”.

Romero acusó el golpe. También desde la red admitió “conductas machistas” y aseguró que deja su responsabilidad política y que se somete “a los procesos que determine la aplicación del protocolo que la organización ha generado para éstos casos”. La declaración, algo ambigua en su formulación, no termina de explicar si la renuncia implica que se pone a “nivel militante” para ser juzgado por sus pares, o si deja de manera definitiva el ejercicio de la política.

El descargo de Romero tuvo un pésimo recibimiento en las redes. Aparecieron comentarios pidiéndole la renuncia a su banca como senador. “Te rajaron de la organización por intentar violentar, acosar y malos tratos a las pibas”, aseguraron algunos usuarios.

Durante la tarde de hoy sonó fuerte por los pasillos de la Legislatura la versión de que Romero dejaría su banca. La especie no pudo ser confirmada de manera oficial. En el caso de que se confirme la información, su lugar sería ocupado por Graciela Giannatasio.