Image default

Un jugador argetino saltó a la platea para pegarle una patada a un hincha

Sebastián Pol enfrenta a la Justicia, queda libre y con curiosa cautelar. El futbolista subió a la reja del estadio San Carlos de Apoquindo para darle una patada a un hincha.

El delantero argentino Sebatián Pol, que después de padecer una derrota por goleada como visitante 4-1 contra la Universidad Católica, descargó toda su impotencia contra un plateísta que lo había insultado durante el encuentro: corrió hasta la tribuna, saltó el alambrado y le pegó una patada en el rostro.

La desmedida reacción de Pol le trajo más que una anécdota. Después de haber sido denunciado por Ley de Violencia en los Estadios, que rige desde hace varios años en Chile, los Carabineros -la policía chilena- lo fue a buscar al vestuario, lo arrestó y lo escoltó a la salida del baño, para luego trasladarlo hasta la Comisaría Los Condes, donde el jugador pasó la noche.

El futbolista mendocino de 28 años tiene una dilatada trayectoria en el fútbol exterior. Comenzó su carrera en el Cartaginés de Costa Rica, en 2006, y tras un paso fugaz por el fútbol de Rumania, regresó a la Argentina para jugar en el Torneo Federal B (Ñuñorco y San Jorge). También pasó por el Real Potosí y Guabirá, de Bolivia, y finalmente llegó a Chile (Cobreloa, Santiago Wanderers y San Marcos).

Más allá del comportamiento de Pol, hubo más presencia argentina en el partido. Ricardo Noir y Enzo Kalinski marcaron para el conjunto local, que también tuvo a Diego Buonanotte entre los titulares.