Image default

UFC: una mirada por dentro de las peleas en las que vale todo

En un segundo todo cambió. El favorito cayó y todos quedaron con la boca abierta. Así es UFC, la disciplina en la que los contendientes mezclan box y artes marciales en un combate a todo o nada. Estuvimos en estuvo en Curitiba, donde se llevó a cabo la última gran gala de un deporte que no para de crecer. Y te lo mostramos por dentro.

No hay explicación racional que valga: ver una pelea atrae porque sí. Y además, que sea a todo o nada, dentro de una jaula octogonal, combinando distintos tipos de artes marciales, con 42.000 personas gritando “eu va a morir” (vas a morir), es algo irresistible. Muy atractivo.

De eso se trata del UFC, que el sábado pasado tuvo su pelea número 198, en Curitiba, Brasil. Se cubrió en exclusivo junto a otro medio del interior del País y ahora te muestra cómo se palpitó el evento desde adentro. Si no viajaste, vivilo acá como si hubieras estado.

Voy a ser sincero: no sabía nada de UFC. Sólo porque mis amigos todo el tiempo hablan de finalizaciones o de mataleones (ahorcar de atrás al contrincante) o porque alguna vez pegué una patadita en el UFC de la Play. Pero poco y nada.

A todo o nada.

Descubrí muchas cosas, algunas de las que espero se hayan reflejado en las imágenes de arriba. Pero me sorprendió que muchos de los mejores peleadores del mundo sean brasileños: viven acá nomás de nosotros.

Como Ronaldo “Jacaré” Souza, un tipo con mucha cara de malo que pulveriza al adversario en segundos (se arrastra por el piso para jugar a ser un cocodrilo) o Mauricio “Shogun” Rua, experto en Muai Thai. El tipo es un asesino adentro de la jaula, que por cierto, es de plástico y goma, no de metal como parece en la tele.

Ronaldo “Jacaré” Souza.

El campeón mundial de UFC de peso pesado hasta el sábado era FabricioWerdum, un pibe con cara de buenito, gracioso, incluso cálido. Lo invitas a comer en Navidad.

Primera fila: BigBang a metros de la jaula de UFC.

Es desde hace seis años es el mejor de los mejores. La descosía adentro de la Jaula, sobre todo en Jiu Jitsu, es decir, el busca todo el tiempo tirar al piso a su rival y ganarte desde ahí abajo. Te enreda las piernas o te hace “dormir” acogotándote desde atrás. Pero el sábado se distrajo como le pasa a cualquiera, le encontraron el talón de Aquiles.

Fabricio Werdum, campeón del mundo hasta el sábado pasado.

El estadio Americo Guimaraes de Curitiba explotaba. Era la pelea final, cerca de la 1 AM, pero Werdum se distrajo y Stipe Miocic (de EE.UU.) lo tiró al piso en un célebre KO. Lo durmió de un golpe mientras Werdum lo corría. Era el primer round de cinco. En pocos segundos lo liquidó. Ví varios brasileños llorar.

Algunos portales especializados aseguran que estos son los cinco peleados brasileños favoritos entre los que más saben de UFC. Mirá la cara de malos que tienen:

La próxima gran pelea es en Las Vegas, Nevada, el próximo sábado 9 de julio. Será la UFC200. Allí volverá a vibrar un estadio con decenas de miles de personas, sedientos de que en la jaula los peleadores dejen todo. Pero todo.

porLucas Morando para Big Bang News