Image default

Triaca llegó a un acuerdo con la empleada que insultó

La familia de Triaca y Sandra Heredia llegaron a un acuerdo por una compensación económica en el Ministerio de Trabajo bonaerense, del que no trascendió el monto.

La polémica que se desató la semana pasada entorno del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, parece que está por concluir. Su hermano Carlos llegó a un acuerdo con la empelada doméstica Sandra Heredia que difundió un audio en el que el funcionario la insultaba. La mujer además denunció que estuvo en negro, que la despidieron sin causa y que cuando pidió un aumento se sueldo le buscaron un trabajo en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), recientemente intervenido por la Justicia.

Según el acta del 19 de enero realizada por la delegación San Isidro del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Heredia aceptó el pago de una indemnizaciónde parte de Carlos Triaca. La cifra por la que se llegó a un acuerdo no trascendió, dado que ese monto fue tachado en el documento original al que se tuvo acceso.

En su presentación, Heredia precisó que cumplía funciones de casera en la quinta de Boulogne ubicada en Panamericana 4079, en el partido bonaerense de San Isidro, desde el 12 de noviembre de 2012. Por esa labor percibía un salario bruto de 19.500 pesos, más el uso de la vivienda hasta que el 6 de enero de este año fue despedida sin causa.

Por su parte, Carlos Triaca indicó que él era el empleador de Heredia pero que la contrató el 1 de octubre de 2015, apenas dos meses antes de que Mauricio Macri llegara a la Casa Rosada. Asimismo, indicó que el sueldo de la mujer era de $9826,50 más la vivienda y los gastos.

Desde el ministerio de Trabajo difundieron el acta y destacaron que el “documento confirma que el ministro de trabajo no mantenía relación laboral con la señora Heredia”, tal y como él había expresado en reiteradas ocasiones a los medios tras iniciarse el escándalo.