Image default

Touriñán, el travieso: dejó una deuda de $ 25 millones en Transporte

El servicio de transporte para jubilados está bajo la lupa y desde hace varias semanas denuncian que las empresas no están distribuyendo bonos producto de una deuda millonaria en el área de Transporte.

 El actual subsecretario que conduce estas oficinas, alertó que los inconvenientes se deben a un déficit de 25 millones de pesos heredado de la gestión anterior que se encontraba bajo la órbita del Ministerio de Gobierno, conducido hasta el 10 de diciembre de 2015 por Javier Touriñán.
El subsecretario de Transportes, Pablo Schulz, asegurpo que en Comodoro Rivadavia hay bonos para ser distribuidos entre los jubilados y explicó que “de los 11 centros de jubilados existentes 10 tienen y uno no, justo el que tiene a cargo Mario Quinteros, por inconvenientes claros en la organización de la distribución que realiza”.
El funcionario distinguió que en Comodoro Rivadavia está la Federación de Jubilados que nuclea a 10 centros de jubilados y  Quinteros, que es el presidente del Centro de Jubilados del Petróleo y Gas Privado y en este sentido, destacó que “evidentemente tiene inconvenientes en la distribución de los bonos, porque la Federación tenía en existencia 4.000 bonos”.
Schulz afirmó que “los inconvenientes existentes son consecuencia de la monstruosa deuda de 25 millones de pesos que dejó (Javier) Touriñán, porque no hay que olvidarse que el actual diputado del Frente para la Victoria cuando era ministro tenía a su cargo el área de Transporte”.
“A partir de ese mismo momento nos pusimos a trabajar para ir normalizando la situación, que no se puede lograr en un día porque el desmanejo que encontramos fue verdaderamente importante. Por eso es que queremos agradecer a las empresas que comprendieron que estamos trabajando para poner las cuentas al día”, concluyó Schulz.