Image default

Toranzo tiene comprometidos cuatro dedos del pie izquierdo

Sufrió heridas en el pie izquierdo. El médico habló de amputación parcial de cuatro dedos. El presidente lo negó. El micro que llevaba a Huracán al aeropuerto de Caracas se quedó sin frenos y volcó

La noche anterior había sucedido un milagro en el campo de juego del estadio Olímpico de la Universidad Central: ese cabezazo de Diego Mendoza, en tiempo de descuento, le dio la clasificación a Huracán a la fase de grupo de la Libertadores, ante Caracas. Ayer, ya en la autopista rumbo al aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía, el milagro casi se transforma en tragedia. El micro que trasladaba al plantel se quedó sin frenos y -en el intento de detenerlo- el vehículo volcó. No hubo víctimas fatales. “De casualidad”, dijeron varios de los que allí viajaban. Si el chofer no decidía ir hacia el lado de la montaña, el ómnibus podría haber caído al precipicio.

Pero sí hubo varios lesionados, de diverso grado. La peor parte se la llevó Patricio Toranzo. Según el médico Fernando Locaso, quien está en Buenos Aires, el volante sufrió la amputación parcial de cuatro de los dedos de su pie izquierdo. En diálogo con La Red dijo que “el dedo gordo no está comprometido. Es el más importante para que siga jugando porque es el que lleva la mayor parte del peso del cuerpo”.

Y agregó sobre los tiempos de recuperación: “Hay que esperar a que cicatrice la herida. Sería entre 3 y 4 semanas. Le pueden quedar más cortos los dedos”.

Sin embargo, el presidente de Huracán, Alejandro Nadur, contradijo la versión del médico: “No es nada grave. Tiene todos los dedos en su lugar. Pronto volverá a jugar… Lo mismo que Mendoza y el resto de los jugadores”. Por la noche, Nadur añadió que “no hubo amputación de ningún tipo. El parte médico dice que hicieron una limpieza. Vamos a poder seguir disfrutando de Toranzo dentro de una cancha. Toranzo ya salió del quirófano y está con una ganas bárbaras de jugar el clásico el día 28”.

La esposa de Toranzo, Tamara Alvez, también le puso palabras a la situación. “Estoy en estado de shock. Hablé con mi marido antes de entrar al quirófano. Y después de unas horas vi algo en la televisión que no había visto antes. Eduardo Domínguez me dijo que lo de la amputación fue que le sacaron un pedacito de donde terminan los últimos dedos del pie izquierdo. Me dijo que (Patricio) estaba bien porque estaba vivo y que sentía mucho dolor en el pie, tenía algunos cortes y dolor de cabeza”, expresó en radio El Mundo.

Mendoza, quien sufrió lesiones cortantes en su tobillo derecho también fue intervenido en el Hospital de Pariata. Le realizaron una limpieza quirúrgica para quitarle los vidrios que lo dañaron. Mientras tanto, el preparador físico Pablo Santella sufrió la fractura de pelvis y permanecerá internado unos días en Caracas. El doctor Pedro Di Spagna padeció una lesión en la cadera. Además, Lucas Villarruel y Luciano Balbi tienen heridas cortantes y Daniel Montenegro, un golpe en un ojo. Ellos, de todos modos, estarán a disposición del cuerpo técnico para el próximo encuentro de Huracán, ante Tigre, en Victoria, por la segunda fecha del torneo local.