Image default

Tamara Kovalchuk, la misionera que conquistó a México

Tamara Kovalchuk (24) es posadeña y hace un año vive en México donde ya hizo giras como bailarina en shows de los cantantes Juan Gabriel y Belinda.

Las montañas nevadas fueron el hermoso paisaje que le dio la respuesta de su vida: quería vivir para dedicarse a la danza. Fue cuando tenía 15 años y estaba haciendo un seminario con grandes bailarines en Bariloche. Hoy, ya con 24, la posadeña Tamara Kovalchuk conquistó a los mexicanos con su talento y expresividad en la pista.
En sus últimos días de vacaciones en Posadas, visitando a su familia a la que no ve hace un tiempo, Tamara hizo un lugar en su agenda para repasar su presente laboral lejos de casa.
Hace apenas un año que la joven emigró a tierras aztecas y su diario de vida ya está lleno de nuevas experiencias enriquecedoras. Fue bailarina en los shows de la gira del famoso cantante Juan Gabriel que la llevó a recorrer ciudades como Veracruz, Xalapa, Puebla, Villa Hermosa, Chihuahua, entre otras. Actualmente hace lo mismo con la ídola, ya no tan adolescente, Belinda.
Los 365 días del 2015 también fueron ocupados para realizar campañas publicitarias de varias marcas. Además formó parte de dos obras de teatro. Una de ellas es The Hole -actualmente su versión argentina es protagonizada por Moria Casán- donde formó parte del equipo de bailarines.
La otra puesta fue Mame, una obra de Broadway, en la que además de formar parte del ensamble, hizo los coros y compartió escenas con la actriz Itatí Cantoral, más famosa por interpretar a la malvada Soraya Montenegro en la telenovela María la del barrio.
Al respecto, la bailarina de la tierra colorada expresó: “A la semana de ensayar el director me dice que voy a ser Peggi y no sabía quién era porque hacía poco que nos habían dado el guión. En ese momento no me di cuenta de lo que se trataba y cuando llegué a mi casa, empiezo a leer el guión y me doy cuenta que mis escenas eran con ella. Me largué a llorar de la emoción que tenía porque hacía un mes nomás que estaba en México”.
Con un acento con gran influencia mexicana, Tamara aseguró que ya siente a DF como su hogar y que allí encontró a amigos que la hacen sentir querida. “Nadie me cree que soy argentina por la manera en la que hablo. Entonces les explico que soy provinciana, que vengo de la frontera con Paraguay. Ellos están acostumbrados a los porteños que son distintos”, rememoró la anécdota y describió a los mexicanos como personas amables y muy solidarias.

La vida por la danza
La joven comenzó a bailar desde los 7 años. Al principio porque solamente le gustaba, con el tiempo se volvió una pasión y en la adolescencia se transformó en la razón de su vida. La dedicación hizo que a los 13 entrara al ballet de la provincia y los 17 fuera becada para ir a estudiar a la escuela de Julio Bocca en la que estuvo por cuatro años en Buenos Aires. “En el tercero me fui casi dos meses a Estados Unidos porque me gané una beca para estudiar allá, en Pittsburgh, Pensilvania. Estuve en dos obras ahí”, contó Tamara que baila todos los estilos. Sin embargo su fuerte son ballet y contemporáneo.
Es tanto el camino recorrido por Tamara y a la vez son tantas las metas que tiene aún por alcanzar. “No hay un máximo para mí. Por eso me gusta esta carrera porque siempre tiene algo para sorprender. Me gustaría experimentar más como bailarina, más giras, bailar para otros artistas, hacer otras temporadas de teatro, viajar trabajando y me gustaría ser coreógrafa más adelante. Me gusta mucho actuar y tengo ese sueño paralelo. Sé que el cuerpo no me va a dar toda la vida para bailar”, contó.
Con el propósito de dejar un consejo a las nuevas generaciones de bailarinas, basada en su experiencia, recomendó: “Les diría que confíen en lo que sienten día a día. Que vivan un día a la vez y si siguen sintiendo lo mismo que no lo abandonen. Que nunca estudien algo sólo pensando en que le va a dar más dinero o es más fácil porque al fin y al cabo si uno hace lo que le gusta no hay forma de que le vaya mal”.

Sobre la bailarinaTamara Kovalchuk
• Integró el ballet de la provincia.
• Estudió en la escuela de Julio Bocca.
• Por una beca se perfeccionó en Estados Unidos.
• Integró el grupo de bailarines de los shows del cantante Juan Gabriel y Belinda, actualmente.

La posadeña junto a Itatí Cantoral, la famosa Soraya Montenegro.

Foto: Gentileza Marcelo Rodríguez
Nota publicada en el diario El Territorio