Image default

Son 5 los ex funcionarios de Scioli involucrados en el escándalo de Río Santiago

Se trata del entonces presidente del ente administrador del organismo, Héctor Scavuzzo, funcionarios de la cúpula, el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Producción y un empresario marplatense. Las detenciones fueron confirmadas por el fiscal de Delitos Complejos, Jorge Paolini.

Tras la detención de cinco ex funcionarios, entre lo que se encuentra el ex presidente del Astillero Río Santiago, Héctor Scavuzzo, se conocieron los detalles del modus operandi a través del cual se consiguió el desvío de más de 16 millones de pesos a través de contratos “truchos”.

En las denuncia que terminó con la detención de los ex funcionarios, el fiscal de la UFI 8 de delitos complejos, Jorge Paolini, explicó que “para poder llevar a cabo esta maniobra, los imputados se valieron de la existencia de un circuito administrativo (diseñado unos meses antes de la asunción del presidente aquí imputado), por el cual se concentraba la confección de los contratos y legajos y las liquidaciones de sueldos de Personal Superior en un único área, la oficina de Coordinación de Sueldos y Jornales y Personal Superior”.

Para Paolini existen “indicios vehementes y semiplena prueba” del delito de peculado cometido “entre al menos los meses de enero de 2012 y diciembre de 2013”, y advierte que Scavuzzo debió actuar “con la colaboración necesaria de al menos, el coordinador de Sueldos y Jornales y Personal Superior, Rodolfo Guillermo Elisetch, el secretario de Presidencia –Oscar Borcerio-, y del por entonces gerente General, Julio Borovik; del jefe de Gabinete del Ministerio de la Producción –Omar Ombrosi-, y de un dirigente político y empresario de la localidad de Mar del Plata –Emiliano Giri-…”.

La estafa se completaba con la “liquidación de sueldos en contrato a plazo fijo a nombre de distintas personas que ignoraban tal circunstancia y que nunca trabajaron para el Astillero”, e “Inexplicablemente se pagaban importantísimas sumas de dinero (cerca de dos millones de pesos mensuales) en efectivo, para lo cual debían trasladarse los fondos desde el Banco Provincia –en camión de caudales- hasta el Astillero, con el peligro de sustracción que ello conlleva”, agrega el escrito del fiscal.