Image default

Solicitan embargo multimillonario de Cristóbal López y Ricardo Echegaray

Lo pidió el fiscal Gerardo Pollicita, que apuntó a 70 inmuebles y más de 1.200 vehículos que son propiedad de los acusados en la causa por la evasión de más de $8.000 millones de la empresa Oil Combustibles.

El fiscal Gerardo Pollicita solicitó la afectación de cientos de bienes al embargo que recae sobre Cristóbal López de su socio Fabián De Sousa y del ex titular de AFIP, Ricardo Echegaray.

El pedido ante el juez Julián Ercolini se realizó en el marco de la causa por defraudación al Estado, tras la deuda que Oil Combustibles SA (ex firma del Grupo Indalo) generó con la AFIP por $ 8.000 millones al no pagar el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC).

El pedido también alcanza a empresas del holding y se sugirió que bienes como “aviones, embarcaciones y otras que no son necesarias para la vida diaria de las empresas se destinen a fines sociales”.

Los dueños del Grupo Indalo y el ex titular de la AFIP se encuentran embargados por $ 17.000 millones cada uno, por orden del juez Ercolini, en la causa donde fueron procesados por defraudación al Estado.

Ahora, el fiscal requirió que un extenso listado de bienes queden inmovilizados y afectados a la medida cautelar, entre los que se encuentran propiedades, vehículos, embarcaciones y aviones.

El extenso listado detalla la afectación concreta de 70 inmuebles, 1266 automóviles, motovehículos y maquinarias, 4 embarcaciones, 5 aeronaves de propiedad de Echegaray, López y de Sousa, y de las “personas de existencia ideal del grupo Indalo”.

El número reúnen los bienes personales de López y De Sousa, como también todos aquellos bienes muebles e inmuebles a nombre de un conjunto de empresas de Indalo.

“Echegaray, De Sousa y López se vieron beneficiados por el fraude cometido contra las arcas del Estado Nacional (y respecto de las cuales se han podido individualizar bienes), así como también las participaciones accionarias directas de los empresarios en cinco sociedades”, detalló el fiscal en su escrito al momento de argumentar porqué realizó el pedido ante Ercolini.

De Cristóbal López se pidió la afectación al embargo de 35 inmuebles, cinco embarcaciones con nombres de cepas de vino (uno de los barcos con nombre Malbec, otro Cabernet), vehículos y activos en empresas.

Respecto al ex funcionario público, se pidió afectar dos propiedades y dos vehículos registrados. Si el juez de la causa acepta el pedido de Pollicita, remitirá a los respectivos Registros de la propiedad inmueble y del automotor para que sean notificados sobre la medida cautelar.

En el caso de De Sousa, se detalló en el listado tres propiedades en Chubut, cinco vehículos (4 de ellos BMW), un cuatriciclo y tres motocicletas, además de participaciones accionarias.

Según Pollicita, las empresas del Grupo Indalo “fueron beneficiadas por el fraude cometido contra las arcas del Estado Nacional, como así también las participaciones accionarias directas de López y De Souza en 5 sociedades del Grupo Indalo”, por ello pidió que sean contempladas en la medida cautelar y que también se dicte una “medida de no innovar” sobre las acciones.

La fortuna de López no tiene un número final aún, motivo por el cual Pollicita pidió que se ordene una tasación de todo. De acuerdo con Clarín, el listado de bienes está valuado en más de $ 3.321 millones: edificios, shopping, aviones, terrenos y empresas, entre otros, son los inmuebles que los nuevos administradores de Indalo buscan vender para cancelar los pasivos millonarios del grupo.