Image default

¿Sirve ser socio político de Macri?

Las crisis económicas siempre las paga el pueblo, de eso no hay dudas, pero la responsabilidad y el costo político lo pagan los gobernadores que son quienes deben explicar a la gente el porque de sus decisiones.

El transversalismo no es algo nuevo en la Argentina, desde la Alianza hasta el kirchnerismo, todos se han alimentado de eso. En el caso de Mario Das Neves, él ya pasó por esto cuando formó parte del kirchnerismo y debido a que está totalmente alejado del PJ nacional y con un Sergio Massa, que asomaba como un referente nacional, en caida libre, el gobernador afianza su acuerdo político con el presidente Mauricio Macri. Relación a la que uno de sus colaboradores más cercanos denominó, con dosis de desacierto, como “relación carnal”.

Cierto es que Das Neves encontró una provincia arrasada, casi en ruinas, pero la gran pregunta es si para el 2017 y el 2019, ya que su propia gente salió a instalar el tema electoral, ¿habrá servido ser socio político de una administración ceocrática, que ya vimos como actúa en el caso del petroleo y el gas y que cada necesidad de los chubutenses tiene que terminar en algún despacho de La Rosada cediendo o negociando y donde algunos ministros nacionales plantean enseñanzas consumistas a Chubut.

Es verdad que la prioridad de un gobernante debe ser el pueblo, así lo dejó claro Das Neves en más de una oportunidad, el problema es si esto en Buenos Aires se toma como una señal de debilidad de las provincias y de sus dirigentes y no como una responsabilidad del presidente Macri. La gobernabilidad no es un juego, esto es algo que ciertos gerentes del gobierno nacional no entienden.

Nota relacionada:

Carpintero habló de las relaciones “carnales” entre la Nación y la provincia

Relaciones “carnales” en crisis: Macri va contra Das Neves por el amparo al tarifazo del gas