Image default

Simuló ser su hija en Whatsapp y confirmó que la habían abusado

Stella, madre de una joven de 12 años, habló por teléfono con el agresor y aunque recolectó varias pruebas que probarían el abuso, la Justicia no avanza. El denunciado pertenece al Ejército. “Esto es un encubrimiento total”, aseguró.

Stella está desesperada. Apenas sospechó que su hija había sido abusada, se dirigió a la Justicia pero desde el primer momento la causa no avanzó.

Es por eso que la mujer se puso la investigación al hombre y comprobó, luego de hablar con el agresor, que su hija de 12 años había sido abusada sexualmente por un joven de 20 años.

“Se conocieron en una heladería cuando mi hija estaba con su amiga. Él le dejó el teléfono en una silla y ella lo agendó. Desde ahí empezaron a hablar y él comenzó a hostigarla por teléfono”.

La mujer comenzó a sospechar luego de que su hija desapareciera por varias horas el 31 de diciembre. “Cuando apareció le saqué el celular y me hice pasar por ella cada vez que la llamaba por teléfono. Ahí confirmé que se había ido con él, que la abusó, que le decía que no me dijera nada a mi y que me robara dinero para escaparse con él”, contó Stella. El hombre pertenece al Ejército.

Con todas las pruebas, la mujer fue hacia la DDI de San Fernando para que detuvieran al joven. Sin embargo la causa quedó cajoneada. “Me dijeron que la habían llevado a San Isidro, pero cuando me dirigí ahí me dijeron que no tenían nada”, agregó la mujer.

“Estoy segura de que esto es un encubrimiento total”, sostuvo la mujer.