Image default

Si hay despidos, los petroleros pasarán la Navidad acampando en la Plaza de Mayo

El Sindicato de Petroleros Privados anunció el inicio de un plan de lucha que incluirá la Carpa Negra en Capital Federal, si es que no llegan respuestas desde la Casa Rosada. “No queremos subsidios sino trabajo y dignidad”. Encendidos discursos contra el presidente Macri. Todos pidieron unidad.

Son cerca de 1.600 los puestos de trabajo que corren riesgo en esta instancia, aunque la cifra aumentaría en cascada de modo invariable. Son 1.200 de equipos de torre; 250 de servicios especiales y del área de producción los restantes, pero el titular del Sindicato de Petroleros, Jorge “Loma” Avila, subrayó que si se dejan caer los equipos de torre, inevitablemente le seguirán los de mantenimiento y producción.

La cifra se suma a los trabajadores de la actividad que ya fueron jubilados de modo anticipado, o que se acogieron al retiro voluntario en este año que lleva la crisis, con lo que el 20 de diciembre es la fecha que tanto los petroleros como los referentes de Comodoro y Chubut pusieron para trasladar el conflicto a Capital Federal. Ese día deberían hacerse efectivos los telegramas, y la vuelta de correo será una “carpa negra” a instalarse en plaza de Mayo.

“Se nos está terminado la paciencia”, fue la frase del gobernador Mario Das Neves que todos y cada uno de los oradores en el acto de ayer repitieron, a sabiendas de que esa conjugación verbal podría cambiar en una semana.