Image default

Separan a policías por golpear a nene de 10 años con una escopeta

El aberrante hecho tuvo lugar en la ciudad de San Lorenzo, en Santa Fe. El episodio ocurrió el pasado 30 de abril, pero los uniformados fueron arrestados en las últimas horas.

Tres policías de la ciudad de San Lorenzo fueron detenidos acusados por un episodio en el cual un nene de 10 años fue golpeado con una escopeta en la cabeza. El hecho sucedió el 30 de abril, pero la investigación derivó en los arrestos esta semana.

Según fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA), los uniformados implicados en este caso son la actual subjefa de la seccional 10ª de Luis PalaciosMaría E., a quien se le atribuye en el delito de falsificación de documentos públicos; el agente Walter S., señalado como encubridor, y el suboficial Juan V., directamente acusado de ser el agresor del niño.

De acuerdo a los datos que trascendieron de la investigación, los tres efectivos se encontraban en aquel entonces en funciones en la comisaría 7ª que depende de la Unidad Regional XVII.

El episodio que derivó en la agresión al chico se produjo el 30 de abril pasado en Fournier y Clemente Albelo. El incidente se precipitó, de acuerdo a la versión aportada por los policías, cuando en un control de rutina fue detenido un adolescente de 17 años por circular en una moto sin la debida autorización y por incumplir las medidas sanitarias por el avance de la pandemia de coronavirus.

Los policías declararon entonces que un grupo de vecinos intervino y comenzó a arrojar piedras al personal policial, hiriendo al niño de 10 años que se encontraba en el lugar, quien sufrió una lesión de gravedad en el cráneo. La criatura fue trasladada al Hospital Granaderos a Caballo.

De acuerdo a lo informado por el MPA, la fiscalía fue puesta en conocimiento del hecho tres horas luego de sucedido, por parte de personal médico que atendió al chico en el hospital de San Lorenzo.

El fiscal Carlos Ortigoza solicitó a la entonces subjefa de la comisaría, María E., que diera cuenta del hecho y enviara el acta de procedimiento en la cual asevere que los agentes policiales habían sido agredidos a pedradas.

Desde el MPA señalaron que esa versión no fue coincidente con declaraciones tomadas a testigos del hecho que dieron cuenta de que el agente policial identificado como Juan Ramón V. golpeó con escopeta al chico de 10 años, ocasionándole fractura de cráneo con incrustación de esquirlas de hueso en cerebro, lo que requirió intervención quirúrgica urgente, quedándole secuelas de cuidado extremo.

Fuente: Crónica