Image default

Scioli le dejó a Vidal un déficit de $ 21.470 millones en la provincia de Buenos Aires

El ministerio de Economía bonaerense, por pedido de la gobernadora María Eugenia Vidal, emitió un comunicado e indicó que fue el más alto en los ocho años de gobernación de Daniel Scioli.

El Gobierno de María Vidal hizo públicos los datos centrales de su informe fiscal 2015. El reporte es demoledor en cuanto a la situación de la provincia: el año pasado cerró con un déficit primario de 21.470 millones de pesos.

“Esto significa un deterioro de $ 22.270 millones con respecto al cierre de 2014, que había registrado un leve superávit de $ 800 millones”, apunta el documento del Ministerio de Economía de la provincia, que comanda Hernán Lacunza.

Según el reporte, el resultado fue consecuencia de que el gasto corriente creció “a un ritmo muy superior al de los ingresos totales (46,3% versos 35,1%, respectivamente)”.

A contramano del gasto de capital, que se subejecutó en un 27% y que apenas al alcanzó al 3,7% del gasto total, los gastos corrientes (concentrados en política salarial e incorporación de personal) superaron en un 23% la pauta presupuestaria, explicando íntegramente el incremento del déficit”, añade el informe fiscal que publicó el Ministerio de Economía.

El tamaño del déficit es incluso mucho mayor que el que calculaba el propio Lacunza después de que Vidal llegara a la Provincia en diciembre. Poco después de asumir, el ministro se lamentaba por el déficit que por entonces calculaba en unos $ 15.000 millones, pero el rojo es incluso $ 6.427 millones más alto.

“Como consecuencia del exceso del gasto, la deuda pública provincial registrada aumentó un 35% durante 2015 (unos $ 31.774 millones), además de otras obligaciones no registradas como el detrimento de los pagos a proveedores y contratistas, acumulando una deuda flotante de aproximadamente $ 8.000 millones”, añade el documento, que destaca que esa deuda exigible “fuenormalizada durante el primer cuatrimestre de 2016 mediante la entrega de bonos de cancelación de deuda con proveedores”.