Image default

Sand, entre lo que le dejó cada uno de sus 15 equipos y la vuelta al mayor amor

El correntino relanzó su carrera a los 35 años y volvió al club en el que fue campeón y goleador en el Apertura 2007; metas y deseos

Vistió 15 camisetas diferentes por distintas canchas del mundo, desde la del Deportivo La Coruña en la jerarquizada Liga de España, hasta la del Al-Ain, del ignoto y acaudalado fútbol de Emiratos Árabes. Ninguna le calzó tan a medida como la de Lanús y no hubo otro sitio en el que mostrase una mejor versión. Ahora sueña con reeditar aquellas jornadas de goles y festejos. José Sand está otra vez en el club con el que fue campeón en 2007 y dos veces consecutivas goleador del fútbol argentino, cuando marcó 15 tantos en el Apertura 2008 y 13 en el Clausura 2009. En el tramo final de su carrera, valora regresar al lugar que más lo valoró a él.

En el primer amistoso del año para el equipo granate, el correntino metió dos goles, el primero y el último de un triunfo 3-1 ante Vélez. Confía en que se trate de una buena señal. “El juego en la Argentina cambió bastante en los último años, se hizo más brusco. Para un jugador de mis características, que está mucho de espalda al arco, el rigor hoy es mayor. Es más difícil que antes hacer goles, tengo fe en hacerlos acá y me preparo para eso”.

-¿Cómo se dio el regreso?

-Esperaba esta vuelta desde que me fui, pero por distintas circunstancias no se había podido dar. Por cuestiones contractuales o porque mi rendimiento no era el mejor. Siempre quise volver, siento que este club es mi casa y por eso estoy muy contento de que esta vez se haya dado.

-Después de un gran período en Lanús tuviste un recorrido por el fútbol árabe y el ascenso, ¿cómo viviste ese tiempo?

-La venta era muy buena para el club y para mí. Después tuve un paso por España en el que no me fue bien, pero sí fue positivo lo que hice en México. Psicológicamente fueron años difíciles porque quería volver a Lanús y no se daban la oportunidad ni las condiciones. Nunca me sentí en otro lado como acá.

-¿Tomaste alguna decisión que haya sido equivocada?

-Es fácil hacerlo cuando las cosas ya pasaron, pero después de tres años en el exterior yo sentía que era el momento de regresar, también por mi familia. Y pude hacerlo a un club grande como Racing, algo que era importante. Sin embargo, las cosas no me fueron bien, y lo que vino después tampoco, por eso a veces puedo pensar que aquella no fue una buena decisión. Pero no estoy arrepentido. La verdad es que maduré cuando las cosas no me salieron. No se puede dar ninguna ventaja.

-¿Reencauzaste tu carrera?

-Los últimos años me costaron mucho, pero pude recuperar mi nivel, primero, en Boca Unidos y, después, en Aldosivi, lo continué en Primera. Con continuidad, algo que es fundamental, volví a sentirme bien. Son dos clubes que me ayudaron mucho para estar hoy acá.

-¿Qué fue River en tu carrera?

-Es el club que me formó, en el que aprendí a jugar; me sirvió para toda mi carrera porque la escuela futbolística de River era muy buena. Sin embargo, es raro lo que siento. Fui el goleador histórico del club en las divisiones inferiores, pero en Primera el paso fue muy difícil. Ni siquiera tuve la oportunidad de debutar que me cedieron a préstamo a Colón, y después a otros clubes. Cuando volví me tocó salir campeón y hacer goles, algunos importantes. Pero después las cosas tampoco fueron bien. No me tenían cariño.

-¿En qué cambió tu juego?

-Mis características son las mismas, aunque estoy más tranquilo y más maduro. Eso tal vez me ayuda a entender mejor los momentos de un partido. Estoy más serio en mi trabajo y eso me ayuda a estar bien; hoy necesito prepararme físicamente de otra manera porque tengo 35 años y el cuerpo lo siente.

-¿Qué clase de DT es Almirón?

-No lo conocía y me sorprendió, porque trabaja mucho tácticamente y está muy pendiente de la tenencia de la pelota. Eso a mí me gusta mucho y siento que me favorece porque también siempre me gustó ser parte del circuito de juego. Estoy seguro de que es un técnico del que voy a aprender muchas cosas.

-¿Qué objetivos te proponés?

-Hice más de 100 goles en las inferiores de River, fui dos veces goleador del torneo en Lanús y también en el ascenso. Estoy cerca de llegar a los 100 goles en la Primera A y es algo que me gustaría conseguir con esta camiseta. Son cosas en las que uno piensa cuando está solo y tranquilo, porque después todo es el día a día, el estar bien en cada entrenamiento y ante cada partido.

-¿Este ciclo en Lanús es el último de tu carrera?

-Es posible, en Primera seguro que no voy a jugar en otro club que no sea este. Me gustaría retirarme acá, es mi sueño; aunque si en algún momento me vuelven a necesitar de Boca Unidos estaría dispuesto a dar una mano. Siento que estoy para jugar tres o cuatro años más, pero de eso me voy a dar cuenta bien en un año y medio, cuándo vea en ese momento dónde estoy parado.

-¿Te quedó algo pendiente?

-Yo era muy fanático de (Gabriel) Batistuta y, cuando era chico, no me perdía ningún partido de Fiorentina que diesen por televisión. Por él siempre mi sueño fue jugar en Italia. Me faltó eso. Después, capaz pude haber tenido alguna participación en la selección entre 2007 y 2009, que yo estaba muy bien en Lanús; pero había excelentes jugadores. De todas maneras guardo con alegría las dos veces en las que fui citado.

58 son los goles que Sand marcó en Lanús, entre 2007 y 2009; 50 fueron por torneos locales y 8 por internacionales, en 83 partidos (67 y 16, respectivamente).

El recuerdo de cada camiseta que vistió

  • Colón: “Fue importante para mí. Me dio la posibilidad de debutar en la A y de hacer mi primer gol en la máxima categoría”.
  • Independiente Rivadavia: “Un período muy pasajero, muy breve”.
  • Vitoria (Brasil): “Una experiencia muy linda, la primera en el exterior. Un club en el que me trataron muy bien y una ciudad alegre”.
  • Defensores de Belgrano: “Le estoy muy agradecido. Encontré gente muy buena, que apostó por mí. Fui goleador y pude volver a River”.
  • River: “Difícil, tengo sentimiento encontrados. Le agradezco a Leo Astrada y Hernán Díaz que fueron los que me dieron la oportunidad de volver”.
  • Banfield: “El presidente (Carlos Portell) pudo haber comprado mi pase y no confió en mí”.
  • Al Ain (Emiratos Árabes): “Un lugar en el que hice goles y me sirvió mucho económicamente”.
  • Deportivo La Coruña (España): “Un mal paso”.
  • Tijuana (México): “Disfruté de un torneo distinto. Hice varios goles y me hubiese gustado seguir un tiempo más”.
  • Racing: “Llegué con muchas expectativas y me fui sin haber conseguido nada”.
  • Tigre: “Me trataron muy bien y por eso me apena no haber podido hacer más goles”.
  • Argentinos: “Un equipo en el que encontré una persona espectacular como el Bichi Borghi”.
  • Boca Unidos: “Me abrió las puertas en un momento difícil y volví a jugar bien. Le voy a estar siempre agradecido”.
  • Aldosivi: “Teté (Quiroz) y mis compañeros me ayudaron mucho para volver a destacarme. Le guardo cariño”.
  • Lanús: “Es mi casa, un club que es todo para mí. Me permitió crecer como jugador, como persona y ser reconocido”.

Por Patricio Insúa | Para canchallena.com