Image default

Rusia envió dos bombarderos con capacidad nuclear a Venezuela

Los dos bombarderos rusos con capacidad para llevar armas nucleares que llegaron el lunes a Venezuela para realizar unos ejercicios militares han enfurecido a Washington.

Rusia envió a Venezuela dos bombarderos con capacidad de cargar armas nucleares que aterrizaron este lunes en el aeropuerto de Maiquetía, en las afueras de Caracas, para la realización de ejercicios destinados a la defensa.

Se trata de dos Tupolev Tu-160, también llamados Cisne Blanco, que pueden transportar misiles crucero con ojivas nucleares en un radio de 5.500 kilómetros. También aterrizaron un avión de transporte An-124 y un avión de pasajeros Il-62.

Esta clase de bombarderos participaron en la campaña rusa en Siria, donde lanzaron misiles crucero Kh-101 armados con ojivas convencionales por primera vez en combate. El ministerio de Defensa ruso no aclaró si transportaban armas ni cuánto tiempo permanecerán en el país sudamericano.

Al dar la bienvenida al centenar de pilotos y demás personal ruso, el ministro venezolano de Defensa, general Vladimir Padrino López, aseguró que los ejercicios buscan garantizar la defensa de su país frente a amenazas externas.

“Debemos decir al pueblo de Venezuela y al mundo entero que así como estamos cooperando en diversas áreas de desarrollo para ambos pueblos, también nos estamos preparando para defender a Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario”, dijo el ministro junto al alto mando militar.

Dos de los aviones ya habían estado en Venezuela en 2013, recordó en el acto de bienvenida el general Serguéi Ivanovich Kobulash, comandante de aeronaves de larga distancia de las fuerzas aeroespaciales de Rusia.

“Esperamos que el resultado sea el intercambio profundo de experiencias de los pilotos y del personal técnico”, expresó según la traducción de un intérprete.

“Que nadie en el mundo tema por la presencia de estos aviones logísticos cazabombarderos estratégicos que han pisado territorio venezolano, nosotros somos constructores de la paz y no de la guerra”, dijo.

Los dos aviones rusos que arribaron a Venezuela este lunes. (FEDERICO PARRA/AFP)

Los dos aviones rusos que arribaron a Venezuela este lunes. (FEDERICO PARRA/AFP)

No obstante, insistió en que otros países de la región han creado “desequilibrios políticos y militares” frente a los cuales el gobierno venezolano no puede quedarse cruzado de brazos, en alusión a la vecina Colombia, a la que acusa de albergar bases militares estadounidenses.

El domingo, Nicolás Maduro denunció que Washington puso en marcha un plan para derrocarlo con apoyo de Colombia.

“Hoy está en marcha, y lo coordinan directamente desde la Casa Blanca, un intento por perturbar la vida democrática de Venezuela” con “un golpe de Estado”, sostuvo el mandatario, quien asegura haber sido blanco de un atentado con drones el pasado 4 de agosto, tramado por la oposición y los gobiernos de Colombia y Estados Unidos.

Personal de la Fuerza Aérea de Rusia, durante la llegada a Venezuela de los Tupolev Tu-160. (FEDERICO PARRA/AFP)

Personal de la Fuerza Aérea de Rusia, durante la llegada a Venezuela de los Tupolev Tu-160. (FEDERICO PARRA/AFP)

El presidente Donald Trump, que ha aplicado sanciones contra el país petrolero, ha dicho que todas las opciones, incluso la militar, están sobre la mesa para que la democracia retorne a Venezuela.

Padrino reveló que hace dos meses también estuvo en Venezuela un grupo de pilotos rusos que combatió en Siria, y anunció la llegada de una “amplia delegación” técnico-militar para la adecuación del equipamiento comprado a Moscú.

A finales de 2016, Venezuela adquirió 24 cazas Sukoi 30 rusos y firmó la compra de 53 helicópteros artillados MI-24 y 100.000 fusiles Kalashnikov, entre otros equipos, lo que Estados Unidos consideró un plan que podía “alimentar una carrera armamentista en la región”. Caracas también ha comprado a Rusia misiles Top-MI.