Image default

Ron Klain: “En la Casa Blanca no existía un amplio plan de vacunación”

Aunque el jefe de gabinete de Joe Biden reconoció que bajo la administración de Donald Trump sí hubo avances, como haber comenzado la distribución de las dosis en diciembre; sostuvo que no había un programa para aplicar la vacuna contra el Covid-19 más allá de los asilos y hospitales. La declaración se suma al discusión que ha habido en Estados Unidos acerca de lo que se logró en la Presidencia anterior.

Una de las promesas de Joe Biden es que se aumentará la velocidad de la vacunación contra el Covid-19 en Estados Unidos y como prueba de ello impuso la meta de alcanzar las 100 millones de dosis aplicadas en sus primeros 100 días de gobierno, que se cumplen a finales de abril.

Pero ahora su administración enfrenta un reto para cumplir la meta. El jefe de gabinete de Joe Biden, Ronald Klain, le dijo a la NBC que el gobierno de Donald Trump no dejó una estrategia de vacunación clara.

“El proceso para distribuir la vacuna, particularmente fuera de los asilos de ancianos y hospitales hacia la comunidad en su conjunto, realmente no existía realmente cuando llegamos a la Casa Blanca”, apuntó Klain este domingo. Sin embargo, el funcionario reconoció que sí hay un progreso sobre el cual están trabajando, como el hecho de que los laboratorios desarrollaron la vacuna en un año y de que en Estados Unidos se haya comenzado la distribución de dos tipos de vacuna desde diciembre.

La declaración a la prensa del jefe de gabinete se suma a la discusión que ha habido en Estados Unidos esta semana sobre el tema luego de las declaraciones de varios funcionarios. Jeff Zients, el coordinador de la Casa Blanca para el plan contra el Covid-19, fue uno de los primeros en abrir el debate al señalar que el retraso del empalme con el gobierno de Donald Trump afectó la velocidad del plan de vacunación.

Pero no todos los científicos comparten las posturas de Klain y de Zients. Por ejemplo, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., desmintió el jueves que la distribución y la aplicación de las dosis “estén empezando de cero”. “Llegamos con ideas frescas, pero también hay algunas ideas de la administración anterior y no se puede decir que no se puedan usar en absoluto. Por lo tanto, continuamos, pero verán un aumento real”, precisó el experto en enfermedades infecciosas.

Fauci dijo que la clave de ese aumento en las vacunas administradas se deberá en parte al plan del presidente Biden de crear centros comunitarios de vacunación y hacer que las farmaceúticas se involucren más en el proceso.

La brecha entre las dosis distribuidas y las aplicadas

Otro de los progresos que Fauci cree que incidirán es la Ley de Producción de Defensa. Esta norma, que existe desde hace más de 60 años, le permite a las agencias federales decirle a las compañías estadounidenses qué deben producir en mayor cantidad por el bien del país. Y ahora Biden dijo que utilizará esa legislación para impulsar la producción de vacunas, de pruebas para detectar el coronavirus y del equipo de bioseguridad.

Esto es importante porque actualmente en Estados Unidos hay una gran brecha entre las 41,4 millones de vacunas que están distribuidas por todo el país y las 20,5 millones que ya se han suministrado a los ciudadanos, según los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Al respecto, Klain le dijo a la cadena NBC que la solución para eliminar esa diferencia y comenzar a suministrar todas las vacunas posibles está precisamente en el plan al que se refirió Fauci. “Necesitamos más vacunas, necesitamos más vacunadores, necesitamos más sitios de vacunación. Y en la administración de Biden, estamos abordando los tres”, precisó el jefe de gabinete.

Adicionalmente, Biden planea asociarse con los gobiernos estatales y locales para establecer lugares de vacunación en centros de conferencias, estadios y gimnasios. La nueva administración también desplegará miles profesionales de la salud que trabajan en agencias federales y militares para aumentar las vacunación, y lograr que las dosis lleguen hasta los maestros y empleados de tiendas de comestibles.

La carrera por alcanzar las 100 millones de vacunas

El reto de Biden de cumplir las 100 millones de dosis aplicadas en sus 100 días de gobierno no es algo fácil de cumplir. Trump había prometido algo similar al señalar que para finales de diciembre del año pasado habría más de 20 millones de estadounidenses vacunados, una cifra que no se alcanzó.

La estadística era ambiciosa ya que los laboratorios Pfizer y BioNTech comenzaron a distribuir su vacuna en el país norteamericano apenas desde el 13 de diciembre, mientras que la farmacéutica Moderna empezó el 19 de diciembre.

Poco a poco el plan de vacunación se ha acelerado, al punto que desde el 20 de enero, cuando se posesionó Biden como presidente, Estados Unidos ha superado el millón de vacunas diarias aplicadas, según el registro diario de la agencia de noticias Bloomberg.

“El proceso de poner esa vacuna en los brazos de la gente es difícil. Ahí es donde estamos atrasados como país. Ahí es donde nos enfocamos en el gobierno de Biden, para conseguir la administración de las dosis”, dijo al respecto el jefe de gabinete.

Así es como sigue la carrera por la vacuna del Covid-19, más ahora que la propagación del virus no cede en el país y que ya deja más de 25 millones de personas infectadas durante toda la pandemia.

Fuente: France24