Image default

Romero: “Acá no hubo Banelco”

En una dura alocución, el jefe del Bloque Justicialista, Oscar Romero,refutó las críticas del kirchnerismo -fuerza al que perteneció hasta que se escindió del Frente para la Victoria- que acusó a los gobernadores de haber cedido a las presiones por el oficialismo.

El jefe del bloque Justicialista, Oscar Romero, salió hoy al cruce de las críticas lanzadas por distintos representantes del Frente para la Victoria-PJ, al advertir que “si nos quieren encontrar en la calle, se pone el lugar, la esquina ynos encontramos”.

“Como buen peronista que creo que soy, cuando un peronista empieza a hablar mal de otro peronista deja de ser peronista”, señaló Romero al participar en el cierre de bloque de la sesión especial que trata el acuerdo con los holdouts.

En ese contexto, el legislador y dirigente de SMATA remarcó que “no hay ninguna diferencia” cuando el presidente Mauricio Macri alerta sobre una posible hiperinflación por la falta de acuerdo con los bonistas “cuando nos decían a nosotros (en el FPV) ‘guarda cómo van a votar y lo que van a hacer’”.

“Da vergüenza que haya integrantes o dirigentes que publiquen la foto de la casa de un diputado, que publiquen los teléfonos de todos los integrantes de este bloque, la foto del jardín donde van las hijas de un diputado, y eso no es de peronistas”, insistió Romero en referencia a una campaña impulsada contra los legisladores que se pasaron del kirchnerismo al bloque Justicialista.

Fue en ese contexto que Romero indicó que “se ha hablado aquí de la Banelco, pero seguramente no nos van a encontrar en una financiera como un empresario que muchos conocen y hoy no lo nombran”.

La mención tiene que ver con el empresario kirchnerista Lázaro Báez, cuyo hijo Martín Báez, fue captado por una imagen contando fajos de dinero que supuestamente llegan a los 3 millones de dólares.

“Se ha dicho extorsión en relación a los gobernadores, que merecen todo el respeto, y se los ha tratado como si fuesen mendigos pidiendo limosna por todos lados”, concluyó Romero.

1