Image default

Rohani: “Las sanciones de EEUU no afectarán a lazos de Irán con el mundo”

El presidente de Irán, Hasan Rohani, desdeña el impacto que podrían tener las sanciones de EE.UU. en la economía de Teherán y en sus relaciones con el mundo.

“Actualmente, el mundo y las organizaciones internacionales están condenando a la Casa Blanca [por sus sanciones contra Irán]. Sin duda alguna vamos a superar estos problemas, no nos importan las medidas de EE.UU.”, dijo el sábado el presidente de Irán, Hasan Rohani, en el acto de entrega de credenciales del nuevo embajador de Croacia, Drago Stambuk, en Teherán (capital iraní), recogen medios iraníes.

Tras condenar los esfuerzos de EE.UU. para perturbar las relaciones entre diferentes naciones y gobiernos soberanos que desean aumentar sus cooperaciones, el mandatario persa aseguró que la era de las medidas coercitivas de Washington contra Irán no será muy larga. Las presiones del Gobierno estadounidense “no tendrán efecto alguno en las relaciones de la República Islámica con el mundo”, enfatizó.

En otro momento de sus declaraciones, el presidente iraní se refirió a que Alemania, Francia y el Reino Unido han establecido un mecanismo de pagos llamado Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales) para facilitar las transacciones con Irán, pese a los embargos de Washington.

Si bien se produjo con demora, ese primer paso de la Unión Europea (UE) demuestra que el bloque puede maniobrar independientemente de la política hostil de la Administración estadounidense, destacó Rohani.

El nuevo embajador croata expresó la satisfacción de Zagreb por el establecimiento del Instex y confirmó que la medida ayudará a dar impulso a las relaciones económicas entre los dos países. “Croacia aprovechará cada oportunidad para promover sus vínculos con Irán”, añadió.

Washington, desde que en mayo del año pasado abandonó el pacto nuclear de 2015 suscrito entre Teherán y el Grupo 5+1 (compuesto entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), ha reactivado sus sanciones contra Teherán y presiona a otros países para que corten sus lazos económicos y comerciales con Irán. El resto de los firmantes del pacto no aceptan, sin embargo, la decisión de EE.UU., y han optado por salvar el acuerdo.

Pese a la violación estadounidense del pacto multilateral, Teherán ha cumplido punto por punto lo dispuesto en el acuerdo, según lo ha confirmado en distintas ocasiones la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

El Gobierno iraní exige a sus socios europeos que respeten de igual modo sus compromisos, en particular en materia económica, y actúen de manera independiente ante las presiones de EE.UU., pues Irán permanecerá en el acuerdo siempre y cuando sirva a sus intereses.