Image default

Rocío Pereyra sortea picadas y tortas para poder viajar al Mundial de Taekwondo

Con 25 años, Rocío Pereyra se ganó un lugar en el Mundial de la disciplina que se llevará a cabo en el mes de abril en Alemania. Sin apoyo económico de ningún tipo, se las rebusca para cumplir su gran sueño.

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012Sebastián Crismanich llevó al taekwondo argentino a lo más alto al conseguir una histórica medalla de oro, la única para esta disciplina en la historia de nuestro país. Además fue la primera presea dorada argentina en una disciplina individual en los últimos 64 años.

Tras esto hubo una verdadera revolución y el correntino fue recibido como un héroe en el regreso a su tierra. Así, el taekwondo tenía en sus manos la posibilidad de aprovechar esta explosión y meterse definitivamente en la agenda diaria del deporte argentino. Pero…

Lejos de los flashes de los deportistas de elite, las mansiones en lugares paradisíacos y los autos de primera gama, existen competidores que también son de primer nivel, aunque muchas veces terminan pasando completamente desapercibidos debido a la poca difusión que se suele dar a sus diferentes disciplinas.

Mucho de esto debe entender Rocío Pereyra, una joven de San Isidro que acaba de capitalizar el gran sueño de clasificar a su primer Mundial de Taekwondo y que sin embargo deberá rebuscársela para costearse el viaje, el hospedaje y hasta la inscripción al torneo.

Para trazar un paralelo entre Crismanich y Rocío Pereyra, vale entender que el correntino representó en Londres al taekwondo de la WTF (Federación Mundial de Taekwondo), mientras que Rocío lo hace en la ITF (Federación Internacional),disciplina completamente amateur en nuestro país.

Es así como, pasada la algarabía por conseguir la clasificación el año pasado, Rocío decidió poner manos a la obra y, mientras sigue poniéndose a punto entrenando a doble y hasta triple turno diario, armó un “bono contribución” para ayudar a solventar los fastuosos gastos que deberá afrontar para participar del torneo que se llevará a cabo en Alemania a fines de abril.

“Me sorprendió mucho la solidaridad de la gente que apoya a los deportistas amateurs que luchamos día a día para poder cumplir nuestros sueños”, le cuenta Rocío a minutouno.com respecto a los bonos que lanzó en las redes sociales, que valen 100 pesos y que contarán con un sorteo de una picada y una torta entre los que colaboraron.

El torneo se disputará del 24 al 28 de abril en la ciudad de Inzell, Alemania. Hacia allí viajará el sueño de Rocío Pereyra.

Después de años y años de entrenamiento. Después de las alegrías, tristezas, momentos de incertidumbre y también recompensas. Después de las rifas y los bonos contribución. Y detrás de ella estará la ilusión de todo un país. Aunque lamentablente pocos se terminen enterando.