Image default

Ricardo Darín: “No estoy seguro de que Donald Trump sea un monstruo”

El actor estuvo en el programa de Gonzalo Bonadeo y dio su opinión sobre el nuevo presidente de los Estados Unidos.

Ricardo Darín estuvo anoche por el programa El buscador en red(los lunes a las 22), que el periodista deportivo Gonzalo Bonadeo conduce en la TV Pública, y recordó distintos momentos de su vida. Entre ellos, su primer encuentro con Diego Armando Maradona, una curiosa anécdota con Lionel Messi en Barcelona y la famosa entrevista con Alejandro Fantino en la que contó que rechazó la propuesta para trabajar en la película “Hombre en llamas”, de Tony Scott. Además, opinó sobre la reciente victoria de Donald Trump en los Estados Unidos: “Me comí un poco toda la historia en la que todos lo pintan como un monstruo”, señaló.


Sentado frente a una pantalla en la que se le iban presentando imágenes y videos de su vida, el actor de 59 años se encontró frente a una foto en blanco y negro en la que aparece junto a Carlos Olivieri, Jorge Cyterszpiler, Diego Maradona y Carlos “Carlín” Calvo. “Me acuerdo perfecto”, dijo Darín cuando Bonadeo le preguntó cómo fue el primer encuentro con el Diez. “Fue en Canal 13, en una especie de certamen que hacía Nelly Raymond que era para dirigir Miss Argentina”, recordó. “Como trabajaba en el canal me invitaron una noche a una de esas mesas en donde no hacías absolutamente nada, éramos como figurantes, los extras del fondo, y me destinaron a una mesa en el fondo que era como para 20 personas y estaba vacía, había un solo pibe, que era él”, explicó.

En ese entonces, Diego tenía entre 15 y 16 años. Darín recuerda que en ese entonces “ya se empezaba a hablar de que había un pibe en Argentinos Juniors que la descocía”. “Me siento al lado y recuerdo que, venciendo su timidez, me dice: ‘Después te puedo pedir que me firmes algo para mi vieja, porque si se entera que estuve con vos y no te pedí un autógrafo me mata'”, contó.

Hablando de astros, en la pantalla apareció una foto en la que se lo ve junto a Lionel Messi. “Qué grande este chico”, fue lo primero que le salió de la boca al actor. Y recordó una divertida anécdota en la que Messi hizo de “remisero”. “Eran las diez y media de la noche un martes, que en Barcelona es como el Desierto del Sahara, sobre todo los lunes y martes” recordó Darín, que se encontraba en esa ciudad de España promocionando una película. El actor contó que estaba en la calle junto a una chica de prensa y que les era imposible encontrar un medio de transporte para volver al hotel donde se hospedaban. “¿De verdad sos amigo de Messi?”, preguntaba ella. “Bueno, no somos íntimos amigos, lo conozco”, contestó él. “Yo creía que ella estaba pensando: ‘Este argento está guitarreando'”, señaló anoche el actor. Y siguió: “No se veía un auto, nada, no había gente en la calle y escuchamos: ‘¡Ricardo!’. ¡Me doy vuelta y era Messi! A ella la mandíbula le rebotó 20 veces contra el piso”.

En 2013, Alejandro Fantino le hizo Darín una memorable entrevista en su ciclo Animales Sueltos (América), en la que el actor contó que había rechazado una oportunidad en el film “Hombre en llamas”. Esa vez, el periodista lo corrió: “Hay que decirle que no a Tony Scott, mamita… ¿Sabés la guita que podrías haber ganado ahí?” El actor se mostró indiferente y dijo que en ese momento estaba haciendo teatro en España y que lo único que quería era regresar al país para estar junto a su familia. “¿Y, para qué sirve (el dinero)? ¿Se puede vivir mejor? Si yo me pego dos duchas por día” contestó Darín ganándose a la audiencia.

Anoche Bonadeo revivió aquel momento. “La gente cree que soy Gandhi y no lo soy. Ni Fantino es tan así como se mostró en la entrevista ni yo soy tan así, yo no me pego dos duchas calientes por día”, indicó el Darín entre risas.

Finalmente, la conversación de anoche llegó a la actualidad. En la pantalla apareció una imagen de Donald Trump, el presidente electo la semana pasada en los Estados Unidos. “¿Quién es este tipo?”, preguntó el periodista deportivo. “Me comí un poco toda la historia en la que todos lo pintan como un monstruo, un degenerado, un tipo sin sensibilidad. La verdad es que no estoy seguro de que sea tan así”, contestó Darín. Y continuó: “Pero de cualquier forma creo que lo que él representa es algo que está pasado en en el mundo: hay como una especie de sensación térmica de descrédito por el sistema político en general”, analizó. “Lo que no midieron es que va a tener un poder casi absoluto, va a manejar las dos cámaras, y eso es algo, creo yo, que nadie tenía en sus cálculos”, concluyó.