Image default

Reproducción asistida: obligaciones y derechos de prepagas y obras sociales

Las personas que deciden someterse a estos tratamientos están amparadas por la Ley de Fertilización Asistida, el Código Civil y Comercial de la Nación y los Tratados Internacionales. Lo que no podés dejar de saber.

Las personas que deciden someterse a tratamientos de reproducción asistida están amparadas por la Ley de Fertilización Asistida, el Código Civil y Comercial de la Nación y los Tratados Internacionales. Lo que se reconoce es el derecho fundamental de crear una familia en el sentido más amplio que la palabra pueda tener. Además, el nuevo Código reconoce derechos a quienes nacen por las técnicas de reproducción asistida que se resume en la posibilidad de saber datos relevantes para su salud.

Te contamos 4 claves para que conozcas algunas obligaciones y derechos de todos los intervinientes, en especial, los más importantes: los derechos de niños y niñas nacidos por estas técnicas.

1 – Cobertura de la obra social o prepaga. En nuestro país prevalece el derecho de las personas a ser padres y eso conlleva que, si no pueden lograrlo por la naturaleza, tienen la posibilidad de realizar los tratamientos indicados por sus médicos. Éstos deben ser cubiertos en un 100 % por las obras sociales y las prepagas de acuerdo a los siguientes parámetros:

a) deben ser indicados por el médico tratante;

b) 4 tratamientos anuales con técnicas de baja complejidad;

c) 3 tratamientos de alta complejidad con intervalos mínimos de 3 meses entre cada uno de ellos deben colaborar en esa posibilidad;

d) los procedimientos, diagnósticos, medicamentos y terapias de apoyo.

También debe tenerse en cuenta que está prohibido que las obras sociales o prepagas pretendan cobrar un adicional por preexistencia basados en la condición de infertilidad o la imposibilidad de concebir un embarazo.

En caso de incumplimiento se puede realizar el reclamo a través de la Superintendencia de Servicios de Salud o iniciar una acción judicial. Pero siempre es necesario hacer primero el reclamo en la obra social o prepag

2 – Donantes. Las coberturas que se mencionan en la clave 1 incluyen los tratamientos en los que se requiera gametos o embriones donados. Pero la Ley 26282 y su decreto reglamentario establecen que los mismos deberán provenir de los bancos de donantes inscriptos en el Registro Federal de Establecimientos de Salud. Los Centros de Salud deberán guardar la información de la personas que donan a fin de poder dar cumplimiento a una futura solicitud del recién nacido si los datos son relevantes para su salud.

3 – Certificado de nacimiento del bebé. El nuevo Código Civil y Comercial de la Nación establece expresamente que “El Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas sólo debe expedir certificados de nacimiento que sean redactados en forma tal que de ellos no resulte si la persona ha nacido o no durante el matrimonio, por técnicas de reproducción humana asistida o ha sido adoptada”. Aquí tienen un papel fundamental los Tratados Internacionales que buscan proteger a los niños, prohibiendo que se levanten barreras entre las personas por la forma en la que fueron concebidas o el tipo de familia en las que se encuentran. El dato más importante es saber que de ninguna manera se puede aceptar que se haga algún tipo de aclaración en el certificado de nacimiento del recién nacido.

4 – Derecho a la información de las personas nacidas por estas técnicas. Todas las personas que nazcan por técnicas de reproducción asistida con gametos de un donante tienen la posibilidad de conocer la identidad del donante. En la clave anterior veíamos que el certificado de nacimiento no puede contener ninguna referencia extra a los datos personales del bebé pero, en el caso en el que se haya utilizado gametos de un donante, lo que sí se debe incluir en el legajo de la inscripción en el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas son los datos de esa persona. La razón de incluir esta información en el legajo de una persona es que en el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación se incluyó la posibilidad de la persona nacida por estas técnicas de “revelarse la identidad del donante, por razones debidamente fundadas, evaluadas por la autoridad judicial por el procedimiento más breve que prevea la ley local”.

Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y esta nota no implica un asesoramiento al reclamo puntual, sino sugerencias de cómo proceder.

Por Silvana Alonso, abogada, especialista en derecho del consumidor. Estudio Silvana Alonso (www.estudiosilvanaalonso.blogspot.com).