Image default

Renunció el primer ministro británico David Cameron tras el referéndum

El líder británico, principal figura de la campaña por la permanencia en la Unión Europea, tomó la decisión luego de la derrota en el referéndum del jueves

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, anunció hoy que renunciará en octubre, después de que el 52% de los británicos votaran enun referéndum a favor de abandonar la Unión Europea.

“No creo que sea el capitán adecuado para dirigir nuestro país hacia su siguiente destino”, comunicó ante la prensa fuera de su oficina en Downing Street. Señaló que el pueblo se manifestó y que esa voluntad debe ser respetada.

Asimismo, advirtió que las negociaciones de salida de la UE deberán empezar con otro primer ministro, que deberá ser elegido en octubre, cuando se celebrará el congreso de la formación. Los tories tienen previsto reunirse entre el 2 y 5 de ese mes en la ciudad inglesa de Birmingham.

En ese sentido, puntualizó que el próximo líder deberá decidir si pide activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el proceso sobre la retirada de un Estado miembro del bloque.

Cuando anunció su decisión, Cameron optó por llevar un mensaje de tranquilidad a quienes viven en el Reino Unido al afirmar que no habrá “cambios inmediatos” en sus circunstancias, ni tampoco de los británicos que estén residiendo en otros países del bloque europeo. Según explicó, no habrá modificaciones iniciales en el libre movimiento de ciudadanos, mercancías y servicios.

“La voluntad del pueblo británico es una instrucción que debe ser cumplida. Quiero a este país y me siento honrado de haberle servido, y haré todo lo que pueda en el futuro para ayudarlo a prosperar”, subrayó el líder conservador, con la voz entrecortada.

“El Reino Unido es un país especial, tenemos tan grandes ventajas, una democracia parlamentaria en la que resolvemos los grandes problemas sobre nuestro futuro a través de un debate pacífico, una gran nación comercial con nuestra ciencia y las artes”, describió Cameron.

Tras reconocer que el país no es perfecto, sostuvo que puede ser modelo de democracia “multirracial” y “multirreligiosa”.