Image default

Rebelión en el bloque de Máximo Kirchner por el reemplazo del “Cuervo” Larroque

Siete diputados firmaron junto a referentes del feminismo una carta a Massa y al jefe de la bancada para que asuma la diputada que pide Donda. Se demora la definición.

La Cámara de Diputados no tiene fecha para volver a sesionar después del fallido intento de votación remota de este miércoles, pero cuanto más pase el tiempo se agravará un inesperado frente interno en el bloque oficialista que conduce Máximo Kirchner.

Lo abrió la presidenta del Inadi Victoria Donda, al judicializar el reemplazo de Andrés “Cuervo” Larroque, el histórico secretario general de La Cámpora que renunció a su banca para sumarse al gabinete de Axel Kicillof.

Estaba preparada la asunción para este jueves de Lisandro Bormioli, un referente kirchnerista de Pergamino, pero Donda sorprendió habilitando a su protegida Natalia Souto a presentar un amparo ante la justicia federal electoral de La Plata para pedir la banca. Sergio Massa y Máximo la habían descartado porque la ley de paridad aprobada en 2017 obliga a reemplazar a los diputados que renuncien respetando su género.

Tal es así que Juan Carlos Alderete es diputado por otras renuncias de la nómina del Frente de Todos en la provincia y estaba ubicado en la nómina debajo de Souto, que esta vez no está dispuesta a aceptar esa interpretación y alega que la ley de paridad buscó beneficiar a las mujeres y no puede terminar perjudicándolas.

Este jueves, la candidata de Donda fue más lejos: envió una carta a Massa y Máximo, con la firma de más de 100 “personalidades de la política y la cultura”. La lista tiene organizaciones de derechos humanos como el Cels y Amnistía Internacional, referentes feministas como Dora Barrancos y 7 siete integrantes del actual bloque Frente de Todos, que no quieren recibir a Bormioli.

Según el comunicado de Souto, adhirieron la entrerriana Carolina Gaillrd, la rionegrina Helen Spósito, la bonaerense Claudia Bernazza, que aún debe jurar para reemplazar a Daniel Scioli; el bonaerense Leonardo Grosso, del Movimiento Evita; los porteños Itai Hagman, Mara Brawer y Gabriela Cerruti.

El juez Adolfo Ziulú  aún no envió notificaciones a la Cámara de Diputados y si lo hiciera Bormioli no podría asumir y el oficialismo perdería un voto hasta que no resolver el problema, justo cuando negocia proyectos con la oposición en la reanudación de las sesiones por sistema telemático. Y no tiene quórum propio.

Fuente: LPO