Image default

Ramal: “La ministra desprecia a los estudiantes y a la educación pública”

Marcelo Ramal, legislador porteño y candidato a diputado nacional por el FIT en la CABA, participó de una reunión con padres, docentes y estudiantes secundarios que se realizó en el mediodía de hoy en la Legislatura, junto a otros legisladores.

En alusión a las declaraciones de Acuña atribuyendo a las tomas a una `instigación política`, Ramal señaló: “Con estos dichos, la ministra ha desnudado su profundo desprecio por la juventud.  La juventud vota hoy a los 16 años, o sea que lo hacen más de la mitad de los alumnos de cualquier escuela secundaria. Además, muchos de los miembros del actual gobierno piensan que los jóvenes deberían  ser imputados penalmente a los 14.  Pero resulta que cuando esa misma juventud toma las escuelas en defensa de la enseñanza media y de sus conquistas,  entonces no serían más que títeres `instigados`. Quien piensa así de los estudiantes no puede concebir ninguna reforma en favor de ellos”, añadió Ramal.

“La reforma profundiza una tendencia que todos los gobiernos han intentado: la amputación del carácter científico o universal que debe impartir la enseñanza media, y degradarla a contenidos superficiales  de acuerdo a las necesidades cambiantes de las empresas”.  “Ese es el objetivo de recortar contenidos en el 5º año, en aras de trasladar a los jóvenes a prácticas laborales donde servirán como mano de obra gratuita”. “Este sistema traslada el costo del aprendizaje laboral, que debe estar a cargo del capital, al bolsillo de los jóvenes y sus familias”.

Ramal denunció que “con un remedo de diálogo, el gobierno está intentando atacar la lucha estudiantil, así como antes lo hizo con amenazas y protocolos represivos”.

El diputado del FIT expresó su apoyo a la marcha que organizan los secundarios este viernes 22, así como al paro que han convocado los docentes de Ademys. “Para imponer el retiro de esta reforma nefasta, es necesario una lucha unificada de estudiantes y de los sindicatos docentes, junto a los padres”.  “La ciudad que derrotó el 2×1 a los genocidas debe derrotar también esta tentativa de degradación de la educación media” concluyó Ramal.