Image default

Rafecas: “Volvería a desestimar la denuncia de Nisman”

El juez federal Daniel Rafecas se defendió ante el Consejo de la Magistratura: ratificó la “inexistencia de delito” en la causa por la firma del Memorándum de entendimiento con Irán.

El juez federal Daniel Rafecas, que desestimó la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina Kirchner y otros acusados de encubrir a los responsables del atentado a la AMIA, defendió hoy su actuación ante el Consejo de la Magistratura, dijo que volvería a hacerlo y calificó la investigación en su contra como “una llamativa excepción en la historia”.

“Es una pregunta que me hicieron muchas veces. Y es todo un dilema. Si tuviera que volver a hacerlo, lo haría”, respondió Rafecas cuando le preguntaron si volvería a fallar como falló. Ante la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo, el juez dijo que le hubiera “encantado” discutir “en términos jurídicos” la denuncia con el propio Nisman.

El contexto no era soslayable: horas antes, su colega Claudio Bonadio había dictado el procesamiento con prisión preventiva de la expresidenta y el pedido su desafuero al Senado por el supuesto delito de traición a la patria por el Memorándum de entendiemiento con Irán, herramienta que, según el fallecido fiscal, tuvo por objetivo garantizar la impunidad de los acusados.

El senador de Cambiemos Ángel Rozas, uno de los denunciantes, acusó a Rafecas de haber dictado una “sentencia fraudulenta” para “favorecer a los más altos funcionarios públicos de ese momento”. En concreto, las acusaciones son cinco: insuficiente actividad procesal, no producción de pruebas, análisis parcializado de la prueba, falta o insuficiente fundamentación, argumentación falsa y manifestaciones políticas improcedentes e inusual premura en la resolución de la causa.

Hoy, el magistrado rechazó todas las acusaciones. “Son cuestiones inherentes al contenido de sentencia”, dijo Rafecas, y explicó que desestimar una denuncia por inexistencia de delito es una facultad del juez y que puede hacerlo sin pruebas. “La desestimación de la denuncia implica que no se puede hacer (medidas de) prueba. Sí hubiese sido pasible de mal desempeño si hacía las pruebas cuando no había delito para investigar”, subrayó.

Para defender su posición, Rafecas citó casos de funcionarios e integrantes de Cambiemos en los que también había desestimado denuncias sin investigarlas por considerar que no había delito: la firma del memorándum con Qatar, la emisión de LEBAC, el enriquecimiento ilícito contra Elisa Carrió, un expediente vinculado a un caso de lesa humanidad contra el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y una denuncia de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, contra el exvicepresidente Julio Cobos.

“Mi actuación en la causa de Nisman no fue una excepción”, indicó Rafecas, aunque sí calificó como “la única llamativa excepción de la historia” el hecho de que un juez sea investigado por el contenido de una sentencia.

El juez federal también citó a juristas cercanos a Cambiemos que defendieron su decisión, como el radical Ricardo Gil Lavedra y el actual juez de la Corte Suprema de Justicia Horacio Rosatti.