Image default

Quiso coimear a un policía en guaraní pero era un criminal paraguayo buscado por Interpol

Un joven de nacionalidad paraguaya que presuntamente lideraba una banda en su país acusada de asaltar, torturar y hasta violar a sus víctimas, y que era buscado con “circular roja” por Interpol, fue apresado cuando caminaba armado y con documentación falsa por Derqui, en Pilar.

Fuentes policiales aseguraron que se trata de un joven de 24 años llamado Dionisio Sotelo Bustamante, quien al ser descubierta su verdadera identidad intentó sobornar a los policías que lo habían apresado con dinero y con droga. De acuerdo a los investigadores, el hombre, al verse descubierto de su verdadera identidad, quiso hablar con un policía que entendía guaraní para intentar sobornarlo.

La detención se concretó en las últimas horas cuando personal del Comando de Patrullas de Pilar lo observó caminando por una calle de Derqui fumando marihuana y con un arma en su cintura.

El hombre fue llevado a la comisaría de esa localidad, en el norte del conurbano bonaerense y dijo llamarse Isidro Rotela, pero al cotejar sus huellas se verificó su verdadero nombre y que era buscado con “circular roja” por Interpol desde enero de este año.

Según las fuentes, Sotelo Bustamante estaba acusado de integrar una peligrosa organización criminal en su país autodenominada “Unión del Pueblo Paraguayo” (UPP) o “Unión Patriótica del Pueblo”, a la cual se la acusa de protagonizar innumerables delitos.

“Es una banda conocida en la ciudad paraguaya de Itapúa por cometer asaltos, homicidios, torturas y violaciones en la zona. Los dos últimos casos fueron el ataque fatal a un ciudadano y el asalto a una vivienda, donde se alzaron con la suma de 600.000 guaraníes y violaron en dos oportunidades a la esposa de un militar”, dijo un jefe policial.

De acuerdo a la policía paraguaya, los integrantes del UPP son delincuentes muy peligrosos que atacan en zonas despobladas.

Según Interpol, los cargos que se le imputan a Sotelo Bustamante son “hechos contra la propiedad de las personas, robo agravado, hechos de abuso sexual y violación”.

El hombre detenido es requerido por un juzgado penal de Garantías de la ciudad de San Pedro del Paraná, en Paraguay.

Fuente: Clarin

Quiso coimear a un policía en guaraní pero era un criminal paraguayo buscado por Interpol