Image default

Quién era Juan Pablo Labaké, el abogado que fue hallado muerto

Se desempeñaba en el ámbito laboral y fue representante legal de sindicatos durante décadas.

Un reconocido abogado laboralista fue hallado muerto en un edificio de la zona de los Tribunales porteños y la primera hipótesis que se maneja es la de suicidio ya que se tiró desde el 5° piso del estudio familiar ubicado en Tucumán 1650.Lo llamativo, y es por lo que la Policía investiga las circunstancias en que se produjo su fallecimiento, es que fue encontrado con una bolsa negra en la cabeza.Juan Pablo Labaké actualmente representaba a la Unión Ferroviaria y a la Asociación de Supervisores de la Industria Metalmecánica de la República Argentina (ASIMRA), entre otros clientes.Interviene la Fiscalía Criminal y Correccional N° 22 a cargo de Eduardo Cubría, y la causa está caratulada como “Suicidio”.

Según un parte policial una vecina afirmó que vio a este abogado, de 59 años, poniéndose la bolsa en la cabeza, encintársela para sujetarla para luego arrojarse al vacío. Luego, un hombre dio aviso al 911.

Labaké dejó en el departamento donde funcionaba el estudio y desde donde se suicidó una carta manuscrita, una bolsa con dinero y la discriminación del pago de sueldos a sus empleados. A su vez la Policía incautó documentación y una computadora.

Algunos colegas laboralistas recuerdan verlo en las últimas conferencias anuales que la OIT realiza en Ginebra, Suiza.

Labaké se había recibido de abogado en 1983 en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y trabajaba como abogado de ASIMRA desde 1992 y en el estudio familiar desde hacía 34, donde se especializaba en Derecho Laboral, Sindical y Obras Sociales.

Juan Pablo era hijo de Juan Gabriel Labaké, quien fue abogado de los ex presidentes Isabel Perón y Carlos Menem y del empresario sirio libanés Alberto Kanoore Edul, quien estuvo acusado de participar en la planificación del atentado terrorista, pero nunca fue juzgado por ese hecho. Además, Juan Gabriel había denunciado, por traición a la Patria, a Alberto Nisman unos días antes de que apareciera muerto en el edificio Le Park.