Image default

Puerto Madryn: detuvieron a un taxista por el crimen de la estudiante de abogacía

Fue anoche tras un allanamiento. Es el taxi que la joven de 25 años tomó el  martes a la tarde para ir de la facultad a su casa, a la que  nunca llegó.

La policía allanó este jueves por la noche un domicilio en el barrio Roca de Puerto Madryn y detuvo a un hombre en el marco de la investigación por el asesinato de la joven estudiante de abogacía, hecho ocurrido el pasado martes. Mañana sería la audiencia de apertura de investigación y control de detención. Se le imputaría el homicidio de la estudiante de abogacía.

El hombre, de ocupación taxista, fue detenido como presunto autor del crimen de Diana Rojas, la joven de 25 años asesinada el martes. El procedimiento, que incluyó un allanamiento, se realizó este jueves por la noche en el  acceso 167 del Barrio Roca de Puerto Madryn y fue dirigido por los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño.

Diana Rojas, oriunda de la localidad entrerriana de Nogoyá, pero residente en Puerto Madryn hace un par de años fue asesinada de seis puñaladas en un descampado a pocos kilómetros de la ciudad, sobre la ruta provincial Nº 1. Su cuerpo fue encontrado por dos jóvenes que andaban en bicicleta por el sendero.

Los primeros datos conocidos tras el procedimiento de este jueves por la noche permiten vislumbrar que la investigación apunta hacia un taxista. En base a la lista de llamadas del teléfono celular de la joven, se supo que a las 10.30 horas llamó a una parada de taxis. Y un móvil la fue a buscar a su domicilio en calle Libertad al 300, según consta en las planillas.

El taxista fue entrevistado y luego revisado por el médico forense, ya que presentaba lesiones de presuntos rasguños en la cara y brazo, que podrían llegar a ser compatibles con heridas defensivas que habría realizado la víctima.

Con los elementos de prueba indiciarios, en horas de la noche del jueves se realizaron los allanamientos, autorizados por el juez Marcelo Orlando. Los objetivos de la medida, según el escrito, fue buscar el teléfono celular de la víctima y ropa con manchas de sangre. También se secuestró el teléfono del sospechoso y elementos que podrían servir a la causa. La policía también se encuentra analizando una filmación de cámaras.

Dentro de las 48 horas legales, se efectuará la audiencia de apertura de investigación y control de detención. Será en Tribunales ante el juez Marcelo Orlando y el horario será fijado por la Oficina Judicial. Los fiscales formularían la imputación por el delito de homicidio.

Mientras tanto, se supo ayer que el próximo lunes comenzarán los estudios de ADN en el Centro Nacional Patagónico. Se buscará comparar los posibles rastros biológicos hallados en la ropa y el cuerpo de la víctima –incluidos posibles rastros debajo de las uñas de la joven- con el ADN del sospechoso detenido.