Image default

Puerta: “Macri ya no es patrimonio ni del PRO ni de la UCR, sino de todos los argentinos”

El ex gobernador de Misiones Ramón Puerta, amigo personal del presidente electo Maurico Macri, fue invitado al programa La Mirada de Roberto García, por Canal 26; para hablar sobre el costado más íntimo del próximo conductor de la Argentina. El líder de Unión Popular Misiones rememoró los años de estudio durante los que entabló amistad con el futuro mandatario, y sus primeros pasos en la política, durante los cuales el apoyo entre ambos dirigentes fue mutuo, como lo sigue siendo hoy, según afirmó Puerta, aún cuando sus partidos sostienen visiones distintas sobre el destino de la vida política y del desarrollo en general, del país.

Roberto García (RG)- Bueno aquí estamos con un ex presidente de la Argentina; breve tramo de presidente, que tiene la curiosidad de que es ingeniero como el próximo presidente electo de la Argentina, Mauricio Macri. Y la coincidencia mayor de que estudió junto con Mauricio Macri y que además creo presentaron tesis…

Ramón Puerta (RP)- Somos Ingeniero Civil de la Universidad Católica. Cuando yo me estaba recibiendo, Mauricio estaba empezando; yo soy más viejo que Mauricio. Por ahí aparento menos (risas). El hecho de salir de la Católica; ahí habían dos orientaciones en el final, o la parte de construcciones, o puertos aeropuertos, carretera. Ambos hicimos la misma tesis, hemos tenido prácticamente los mismos profesores, y nos conocimos, no en el aula, por la diferencia que estoy mencionando, sino que era habitual jugar al fútbol; los dos somos de Boca. Después la vida hizo que yo sea gobernador de Misiones, y la familia de Mauricio tenía muchas cuestiones relacionadas con la obra pública, y con inversiones empresarias en mi provincia. Habían terminado de hacer una gran represa hidroeléctrica para Misiones, y eso hizo que volviéramos a tener contacto. Y ahí encontré en Mauricio una faceta que va a ser muy interesante para la Argentina; es un hombre que por ahí viniendo de un sector empresario, con la historia que el gran público se hace de un empresario con dinero, dicen: “bueno, este debe querer tener cada vez más plata”; Mauricio me mostró que, en base a la amistad que nos unía, el conocimiento que teníamos ambos, él ayudaba a la transparencia de mi gobierno, no teniendo obras en mi provincia durante mi gestión.

RG- ¿Y por qué tenía domicilio en tu provincia?

RP- Ahí te voy a contar. Le gustó el enfoque que di a mi gobierno; un enfoque parecido al que él va a dar, de fuerte transparencia, y de no a la corrupción; y me dijo “en qué te puedo ayudar”, y le digo “mirá, cada dos años se vota; vení votame”; “pero cómo te voy a votar si yo tengo domicilio…”; le digo “mirá, hay dos cosas; hay domicilio, y hay residencia; ¿vos residís en Misiones?, no; pero podés tener el domicilio en Misiones; ponete el domicilio acá, y tenés la residencia en Buenos Aires. Cada vez que haya elecciones, me votás”. Bueno, no lo vi más, salvo en reuniones sociales, porque somos amigos; de ese tema no hablamos. Yo fui gobernador en 1991; el día de las elecciones apareció, y me votó; y así sucesivamente. En 1995, ya hicimos caravana juntos, por eso cuando vos mencionaste el bichito de la política, no se lo inoculé yo; evidentemente Mauricio tiene un compromiso por lo social, por algo fue presidente de Boca, otro tema que nos hermana y nos pone en la misma senda; ahí tenemos la misma camiseta.

RG- ¿Pero vos no tuviste nada que ver con la dirección de Boca?

RP- Con la administración de Boca no, pero no hay partido que no me haya visto desde el palco.

RG- Esta bien, ¿pero tampoco tenés nada que ver en la campaña y en el gobierno de Macri?

RP- No; yo soy peronista y Mauricio es del PRO. Ahora, ¿qué ocurrió entre el peronismo y el PRO? En el año 1997-1999 terminé mi mandato. La crisis del 2001, donde soy presidente por el tiempo que marcaba la Constitución y la Ley, 48 horas y asamblea legislativa. Y en el 2003 Mauricio es candidato a la ciudad de Buenos Aires. No gana pero ya era un político en acción, nada más y nada menos que en la Capital. Cuando él tuvo el domicilio en Misiones, qué pensó la gente: “No, qué va a venir a votarle a Ramón; tiene el domicilio por que va a buscar ser diputado por Misiones o senador por Misiones”; el mal pensamiento siempre se impone. Nunca me pidio eso, ni yo se lo ofrecí. Cuando tuvo que dar batalla, la dio en el distrito más jodido: Capital. Y ahí, el frente de Unión Popular, el partido donde yo milito; por que a nosotros nos robaron la casa, las siglas; lo que no nos pueden robar es la historia, desde el kirchnerismo al peronismo; entonces el PJ quedó en manos de los kirchneristas.

RG- Cuando vos decís que te robaron, hablás de que los kirchneristas te robaron.

RP- Me robaron los kirchneristas, se quedaron con lo ajeno, y lo que no han podido es quedarse con el peronismo; los peronistas somos nosotros, hemos hecho frente con el PRO 2007, 2009, 2011, 2013; cuatro elecciones. Y en esta última, Mauricio tejió una estrategia distinta. Y hice fuerza para que el candidato que apoye, Sergio Massa, y también el entendimiento entre Massa y De la Sota, se ampliara con un acuerdo más amplio; no hubo caso, bueno, soy peronista y he acompañado a Sergio, un candidato que al fin y al cabo qué proponíamos, el cambio justo; qué propuso Mauricio, el cambio. Cuando nos reunimos después de la primera vuelta, para los peronistas que no estamos contaminados de kirchnerismo era muy fácil; yo no iba a votar la continuidad en Scioli. Sí el cambio en Mauricio. En mi caso era más fácil, pero yo reuní toda la dirigencia peronista en Misiones, y qué pasó; y no hubo
oposición.

RG- Ahora te paro un segundo que sos una ametralladora hoy hablando.

RP- Y bueno, hace rato que no estoy en televisión (risas).

RG- Ah bueno; te invito el próximo lunes. Este… Macri; cómo es, cuáles son las virtudes, cuales son los defectos. Vos hasta creo que vivís cerca de la casa de Macri.

RP- Sí, hay 50 metros. La mamá de Mauricio vive arriba de mi casa, en Buenos Aires. Yo estoy sólo dos días o tres en la semana en Buenos Aires. Mi actividad empresaria siempre me trae todas las semanas a Buenos Aires. Y cuando soy legislador, con más razón. Entonces es cierto que vivo cerca; pero además soy muy amigo de Mauricio, y una de
las cosas que me sorprendió en Mauricio; yo tengo una tradición en mi casa, que el disenso no es pecado, que no hay nada más lindo en la vida que poder pensar distinto y discutir. Pero encontré en Mauricio un amigo que es soportable; yo trabajé por otra fórmula y no se resintió nuestra amistad, entonces eso habla muy bien de Mauricio.
Sobre todo en tiempos de intolerancia y de fractura como la que impuso el kirchnerismo en 12 años, donde pensar distinto, o no obedecer ciegamente al mandamás de turno, primero él, después ella, era un pecado mortal. Eso en Mauricio, los argentinos no van a encontrar. Hay grandeza en una persona que actúa de esa manera. Otra sorpresa para los argentinos: Mauricio es profundamente honesto y transparente. Lo que hoy escuché, que él dijo (que mañana lo voy a visitar, porque después de que fue electo no estuve con él) de presentar, no sólo su manifestación de bienes su fideicomiso…

RG- Bueno, es obligatorio

RP- Sí, pero sabes qué; ahora es obligatorio. Cuando yo asumí no era obligatorio y también lo hice; y pude asumir el gobierno siendo el empresario más fuerte de Misiones. Ocho años después cuando me fui, ya no era el más fuerte, por que goberné y me dediqué a eso. Veo que Mauricio está haciendo una exposición para poder mostrar cuando se
vaya. Es muy triste que aquellos que nunca pudieron construir algo, en la vida como empresarios, como almaceneros, como lo que fuera en la actividad privada, después de pasados a la función pública son grandes
empresarios; eso no va más. Entonces, el pueblo argentino también se va a sorprender en esta actitud de Mauricio. Otra cosa que lo caracteriza; el hecho de ser ingeniero, hace que las decisiones se tomen más rápido. Muchas veces, al apresurarse, uno puede cometer errores, por eso hay que trabajar con el Gabinete; un gobierno que
durante 12 años no hizo una sola reunión de Gabinete, es inexplicable. En mi caso yo hacía dos por semana. Eran épocas duras; el déficit fiscal siempre fue un gran problema.

RG- ¡Ahora Mauricio va a tener que hacer tres por semana!

RP- Bueno, va a tener que hacer varias porque lamentablemente la situación que encuentra Argentina es muy parecida en lo económico al final de Alfonsín y también al final de De la Rua. Por qué: el final de Alfonsín, déficit fiscal, inflación, escasez de dólares. En el final de De la Rua: estabilidad, el uno a uno fue muy exitoso pero se estiró más tiempo de lo que se tenía que estirar; había deflación y había un dólar muy duro. Hoy el dólar está para exportar es imposible; hay que levantarlo, al levantar, va a haber inflación. Entonces, yo no soy economista, y veo que Mauricio tiene un buen equipo económico.

RG- Pero querés vender productos en el exterior.

RP- Bueno, yo vendo parte de mi yerba a países que se están fijando qué pasa con el dólar.

RG- Ahora, Mauricio no es, digamos un hombre que se ha desarrollado en la política en los últimos 10 años.

RP- Diez años tiene. Y creo que es récord que en 10 años llegue a presidente, por la vía democrática y armando un nuevo partido.

RG- Ahora, él es ingeniero; ¿él es también el cerebro político de sí mismo?

RP- Yo creo que sí, pero sabés qué ventaja tiene Mauricio, que habla con todos; y soporta una opinión diferente, y veo que no se casa con nadie; cuando creen que detrás de Mauricio hay un monje negro… En lo empresario decían el papá; el papá es un gran empresario, pero Mauricio tuvo su criterio propio, y siendo muy jóven yo lo vi manejar nada más y nada menos que la empresa más importante de esos años.

RG- Bueno acá tenemos a una especie de vocero de Mauricio Macri, que nos ha explicado que es un hombre luminoso, que es el próximo presidente como ustedes saben, que es dueño de todos sus actos, no sólo como ingeniero.

RP- En política no puedo ser vocero, porque yo soy peronista; en segunda vuelta lo apoyamos.

RG- Bueno nos estás explicando que casi te merecés el cargo, eh.

RP- Soy amigo de Mauricio; yo nunca he ocupado cargo que no me lo de el pueblo; cuando me votan, desde concejal de mi pueblo, a diputado o senador. Es decir, esa carrera política la pienso seguir adelante; ahora, la Argentina necesita la ayuda de todos, vamos a colaborar desde el peronismo, el espacio nuestro de UNA en provincia de Buenos
Aires, colocó el presidente de la Cámara, Sarghini. Bueno, yo creo que una de las características del tiempo que se viene, es la de sumar y buscar entendimiento.

RG- Ahora me parece que hay una parte del peronismo que no tiene esa actitud; o del kirchnerismo.

RP- Son cosas distintas. Yo soy peronista porque soy seguidor de ese hombre que vuelve en 1972; me refiero a Juan Perón, aggiornado, con ideas de vanguardia: Perón fue el primero en hablar de ecología; yo estaba estudiando ingenieria en ese momento, “¿qué es ecología?”, fui y miré rápido. Perón nos habló del entendimiento y la inserción en el mundo. Ese perón, que vuelve, siendo ya un esquema superador a otra fuerza política, al radicalismo, al desarrollismo; ya vio que se caía el Muro de Berlín; no cayó en el infantilismo en el que cae esta gente que se está yendo ahora, que nos llevó 50 años para atrás. El kirchnerismo no tiene nada que ver con el peronismo en este momento. Que se haya apoderado de nuestra sigla, como soy seguidor del pensamiento de Perón, creo que también tenemos que cambiarle el nombre; el PJ ya se terminó como sigla, tenemos que quedarnos con el contenido, con la doctrina, con ese ideario moderno, republicano.

RG- Eso me lo contás otro día, porque el que asume ahora, la estrella, va a ser Mauricio.

RP- Pero Mauricio ya no es patrimonio ni del PRO ni de los radicales, ni del peronismo, Mauricio es patrimonio de los argentinos que queremos reconstruir las instituciones, volver a tener independencia en los tres poderes, libertad de prensa, libertad de pensamiento, que disentir no sea pecado; es una tarea titánica; tiene Mauricio que ayudar a la reconstrucción de los partidos; el nuestro fue aniquilado, pero el radicalismo está también tambaleante; existe un Zamora, existe un Closs, que han traicionado al radicalismo.

RG- Menos mal que ustedes están “aniquilados”, por que quedaron a tres puntos de Mauricio. Porque finalmente esta especie de frente final que quedó, el peronismo, el kirchnerismo y todo con Scioli, quedó a tres puntos nomás de Macri.

RP- Hay una cosa, yo creo que acá la historia del peronismo renace como renació en 1984, en la casa de Manolo Torres con el Frejudepa, y luego, con el Frente Federal en la crisis del 2001. Siempre una crisis es peor que la anterior, nosotros tenemos que recorrer estas dos experiencias, y aprovechar que vamos a tener un presidente democrático; un hombre joven que sabe que para el éxito del oficialismo también tiene que haber éxito en la oposición. La oposición no tiene por qué destruir al oficialismo, sino que tiene que ser la alternativa al oficialismo, Para Mauricio, desde mi punto de vista, no hay nada mejor que el éxito de los partidos opositores, que pueden apuntalar el éxito de su gestión.

RG- Volviendo a Mauricio, en lo personal; hay un hecho anterior en la vida de Mauricio que es importante, del cual supongo que vos algún grado de relación tuviste cuando lo secuestraron.

RP- Sí, yo he vivido con la preocupación del momento, yo era candidato a gobernador en ese momento, y he hablado con Mauricio de esa experiencia. Yo estuve secuestrado dos días en un avión por ejemplo; él estuvo 12 días en un pozo. Mauricio es un hombre muy valiente, es un hombre que no se quiebra. Entonces sorpresas para aquellos que
creen que porque viviendo del mundo empresario no va a dar una fuerte batalla contra la corrupción: la va a dar; que lo pueden asustar con determinadas acciones: yo nunca lo vi asustado a Mauricio, por algo soportó ocho años de gestión de dura oposición, sin haber abandonado su posición de no kirchnerista. Por que acá hay muchos que estuvieron en el kirchnerismo, y dieron el portazo cuando el kirchnerismo se iba agotando. Hay otros como en mi caso, y en cada provincia hay ejemplos, en donde no tenemos un minuto de kirchnerismo; bueno, muy bien, eso
también abona mi esperanza de una rápida reconstrucción de la Argentina.

RG- Siguiendo en lo personal, el acontecimiento de su último matrimonio, de Mauricio, más esta tendencia a tener un psicólogo, a tener actividad de meditación de budismo, ¿también es un cambio en la vida de él casi a los 50 y pico de años?

RP- Yo creo que un hombre con valores, con una fuerte formación humanística y cristiana, no me sorprende una actitud de esa naturaleza; yo lo interpreto como parte de una visión y de una cultura.

RG- ¿Y él en lo personal, le notás cambios?
RP- Yo en Mauricio he visto una constante; yo nunca escuché que alguien me diga “Mauricio me falló”, por ejemplo; y ya lleva muchos años en la gestión pública, y la gestión pública es difícil; por que por ahí la gente se hace esperanzas que van más allá de las que les corresponde.

RG- Algo que está pasando en la sociedad ahora con las expectativas.

RP- Bueno, lógico; es difícil cumplir toda esta expectativa; en su vida deportiva en Boca, en la Facultad antes, en la vida social, yo no encontré gente que me diga “Mauricio me falló”. Y sabe lo que me gustó a mí, que él se bancó que un amigo esté en la otra vereda. Bueno yo también me banco, si no hay acuerdo; yo quería que el acuerdo sea más
grande; bueno no cedió mi identidad y yo estoy contento de haber apoyado al candidato que apoyé, y creo que el peronismo también se tiene que organizar; muy bien, habrán acuerdos posteriores para reconstruír nuestra Argentina.

RG- Mauricio y el gobierno de él está hablando de que bajo ningún aspecto va a tener un gobierno de coalisión; que van a tener pactos de gobernabilidad.

RP- Y hay temas que tendrán que tener el acuerdo de “X” factor y otros que son distintos. La estrategia de la colisión, hay que tener cuidado con la Argentina por que el ejemplo de la transversalidad fue muy malo, estos 12 años de transversalidad aniquiló todas las instituciones. Y los dos años de De la Rúa en la transversalidad tampoco anduvo bien. Lo que sí yo pediría es que el PRO se constituya en un partido en todos los distritos, que se fortalezca; por que una Argentina con dos partidos tan importantes como el radicalismo y el peronismo, que también tenga un tercer partido, bienvenido sea; el socialismo avanzó en determinados distritos, es bueno. Yo creo en los partidos, yo creo que hay una frase terrible en la sociedad argentina, que la dice gente inclusive de muy buen nivel cultural, y dice “yo no voto al partido, voto a la persona”. Las personas somos falibles. Por qué a mi me gusta la reunión de Gabinete, por que muchas personas se equivocan menos que una persona sola. eso de creerse el dueño de la verdad, y que todo puede resolverlo una sola persona, nos lleva a estos fracasos tan estridentes.