Image default

Puerta: “El peronismo republicano moderno tiene un lugar en Juntos por el Cambio”

El ex embajador argentino en España durante el gobierno de Mauricio Macri, Ramón Puerta, fue entrevistado por la Revista Realidad de la Fundación Nuevas Generaciones, según lo publicado por el sitio Misiones Cuatro.

El peronismo republicano moderno

Según Puerta, “el peronismo republicano moderno plantea unificar nuestra historia en una sola, terminando con la grieta y reconociendo que figuras como Urquiza, Rosas, Mitre, Alberdi, Sarmiento o Roca, son fundamentales en la construcción de esa amalgama política y social que terminó constituyendo esta gran Nación. No olvidemos que así pensaba el General (Juan Domingo) Perón”, resaltó.

“Hay lugar para todos en el gran frente opositor identificado como ‘Juntos’: amplio, sencillo y sin adjetivos que puedan confundir a quienes tengan voluntad de sumarse. Este espacio tiene que crecer y ampliarse con la incorporación de sectores del peronismo que no comulgan con el Frente de Todos (que de todos no tiene nada) y que merecen ocupar un mismo lugar que el resto de las fuerzas opositoras”, puntualizó el ex senador nacional.

Cuestionamientos a la campaña de JxC antes de las PASO 2019

En tono algo crítico al primer tramo de la campaña de Juntos por el Cambio en 2019, Puerta insistió en la importancia del peronismo en las elecciones de ese año, o en cualquier proceso eleccionario en Argentina. “Para demostrar la importancia del peronismo en un proceso electoral basta un ejemplo. En el año 2019 el camino de Juntos por el Cambio a las PASO se encontró marcado de una impronta negacionista del peronismo, una campaña fría y manejada de forma tal que el peronismo quedó relegado a un segundo plano. El cambio de visión entre agosto y octubre llevó a la fuerza opositora a cosechar muchísimos votos de sectores afines al peronismo. Sin embargo, el tiempo no alcanzó y el resultado ya lo conocemos”, se lamentó.

En esta línea, Puerta consideró que “incorporar la figura de (Miguel) Pichetto como protagonista en las marchas del ‘Sí se puede’ significó demostrar que el peronismo tiene un lugar en la mesa de la oposición. Es importante que la oposición no constituya una fracción parcial y dogmática. Y mucho menos, que se ‘gorilice’ con una interpretación equivocada, asignando al peronismo todos los males de la historia”, advirtió.

Para el ex diputado nacional, la incidencia del peronismo en las últimas décadas del país, es mucho menor a la que algunos analistas le asignan, al incluir al kirchnerismo dentro del peronismo. “Tenemos que recordar que, en los últimos 75 años, el peronismo gobernó: 9 años y medio con Perón, 3 con Isabel, 10 años y medio con Menem, 1 año y medio con Duhalde, y de mayo de 2003 a diciembre de 2005, dos años y medio con Kirchner”, enfatizó, ubicando a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, junto al de Alberto, en otra impronta diferente de la justicialista.

La historia del kirchnerismo

“A partir de ahí (2006) el kirchnerismo toma su propio camino, cambiando los retratos de Perón y Evita por los de Chávez y Juana Azurduy. Y nos mandan a guardar la marcha a donde todos recordamos. Por lo tanto, los diez años del kirchnerismo, son de ellos y debemos respetarlos como tales, del mismo modo que no podemos decir que el primer mandato de Cristina haya sido radical porque Cobos era su vice. Fueron kirchneristas como los últimos dos de Néstor, el segundo de Cristina y éste de Alberto”, recalcó el ex gobernador.

“En concreto, el peronismo gobernó 27 años, un tercio de este período de 75 años. Los otros dos tercios corresponden: 19 años al radicalismo en sus distintas versiones, 18 años y medio a los 4 gobiernos dictatoriales, y 10 años a los ya mencionados kirchneristas, totalizando 75 años”, reiteró.

De acuerdo con el ex gobernador “sería el colmo acusarnos de haber gobernado con los militares, donde generalmente nos tocó poner los presos y no los funcionarios”.

“Por ello es que todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, en los errores como en los aciertos. La unidad nacional que tanto necesitamos -y que el kirchnerismo desprecia- la podremos construir ganando las elecciones de medio término y, finalmente, accediendo a la Presidencia de la Nación en el 2023. Ya más de la mitad de la ciudadanía deplora el rumbo que ha adoptado el Presidente (Alberto) Fernández”, disparó.

Alberto Fernández y los que agigantan la grieta

Asimismo, Puerta disparó sus dardos contra el actual mandatario, Alberto Fernández, cuya gestión se acerca cada vez más a la de su vicepresidenta, Cristina Kirchner. “Nada queda de la expectativa que algunos (me permito no incluirme, porque los conocí de naranjo y lamentablemente no me equivoqué) tenían sobre que él (Fernández) fuera ‘el tercer hombre’ que convocaría a la unidad nacional para sacarnos de la crisis. Es menester recordar que la unidad es imposible hacer con quienes, utilizando discursos violentos, impulsan la fractura”, alertó.

“La pandemia es, finalmente, una nueva excusa para dividir más a los argentinos, enfrentando al campo y la ciudad, el interior y la Capital, los ricos con los pobres, produciendo una parálisis y una desmovilización que está siendo superada: el 17 de agosto, la actitud de la oposición en el Congreso, la resistencia del Poder Judicial , la voluntad de la ciudadanía de no dejarse atropellar, hacen que cualquier plan de “venezualización” pueda ser impedido, pero no significa que no lo puedan llevar a cabo”, destacó el ex presidente.

“Quienes tenemos más experiencia en la política estamos obligados a aportar a la nueva generación de líderes nuestra visión, nuestra guía y nuestros años, para que puedan construir un futuro de prosperidad y de modernidad en nuestro país. Debemos evitar tropezar dos veces con la misma piedra. Juntos seremos imbatibles y cumpliremos el sueño realizable de la unidad y la integración nacional, las dos columnas sobre las que reposan nuestras mejores posibilidades de crecimiento, con justicia social y en armonía con el mundo”, finalizó Puerta.