Image default

Prat- Gay anunció el fin del cepo al dólar

El ministro de Hacienda y Finanzas anunció el fin de las restricciones para la compra de divisas

Prat Gay, explicó que los ahorristas argentinos podrán acceder al mercado de cambio a través de su cuenta bancaria sin realizar trámite alguno ante la AFIP con el límite de compra que existía antes de la implantación del cepo cambiario de 2 millones de dólares por persona al mes.

En conferencia de prensa en el Ministerio de Economía, Prat Gay también precisó que para el caso de los gastos de turismo al exterior se aplicará el tipo de cambio vigente en el Banco Nación al momento de efectuar los pagos.

En cuanto a las deudas comerciales que el Banco Central estima en 5.000 millones de dólares, las empresas van a poder acceder a un cronograma preestablecido para poder acceder a las divisas y se incorporará la alternativa de la emisión de un bono en dólares que en conjunto permitirá que todos los flujos acumulados no se liquiden en las primeras semanas.

“Venimos a anunciar el fin del cepo cambiario en la Argentina”, dijo Prat Gay en el inicio de la rueda de prensa. Informo que “en estos momentos el directorio del Banco Central está en una reunión” para terminar definir los lineamientos correspondientes y que su objetivo es “reordenar la economía”.

“Desde que se instaló el cepo hubo una devaluación de 230%”, explicó. Adelantó que no dirá muchos números y que están trabajando “en armonía y respetando la independencia del Banco Central”

De acuerdo a lo que publicó Ámbito Financiero este miércoles el ministro Prat Gay confesó en encuentros con empresas que prevé un valor menor al “contado con liqui” y dejaron en torno a los $ 14.50.

La unificación del mercado cambiario, pondrá fin al dólar ahorro, aunque habrá que ver si el Gobierno mantiene algún tipo de restricción o realiza una liberalización total.

Con la devaluación en marcha, el equipo económico apuesta a poder anclar las expectativas para que el salto del tipo de cambio no se traslade por completo a los precios de la economía y que de esta manera se licue el efecto sobre la competitividad.

Para ello el Gobierno acordó con cerealeras para que las empresas liquiden unos u$s 330 millones por día en concepto de los granos retenidos y como anticipo de la liquidación de cosecha futura. Además, avanzó en un “repo” o pase con bancos extranjeros (préstamo al Banco Central) para reforzar las reservas.