Image default

Portera se roció con nafta para evitar que los desalojen de Supervisión de Escuelas

“Si nos quieren sacar, prendida fuego me van a llevar, hasta que no nos de una respuesta el gobierno”, exclamó la mujer ante los medios que se acercaron al lugar. Exigen pago en tiempo y forma, los trabajadores de ATE se declararon en emergencia alimentaria porque el pago escalonado no les permite cubrir necesidades básicas.

Los trabajadores se instalaron por la mañana en las oficinas de la Supervisión de Escuelas en el barrio Mosconi, no es la primera vez que llegan a la extrema medida de fuerza y que se enfrentan allí a un intento de desalojo. Este mediodía ante la llegada de la policía una de las manifestantes tomó la determinación de rociarse con nafta y amenazó con prenderse fuego.

La mujer sorprendió a los efectivos y a los propios, en el lugar se vivieron momentos de tensión hasta que los efectivos retrocedieron. Más calmada, aunque completamente mojada con combustible, la mujer dialogó con la prensa y admitió “tomé la determinación esta, estoy con mi bidón de nafta, con mis pies empapados en nafta”.

“Uno tiene que llegar a estas medidas extremas, yo soy sostén de hogar tengo a mis hijas menores, el estado es ineficiente, ineficaz y los trabajadores pagamos el costo y nuestras familias. Desde ATE Comodoro nos hemos declarado en emergencia alimentaria, porque no tenemos que darle de comer a nuestros hijos, acá no se trata de vacaciones o Covid, a mí me preocupa no tener que darle de comer a las familias”.

La mujer además apuntó contra la supervisora local. “La señora Longo tiene que generar respuestas para los trabajadores, que se saquen la careta y que nos digan no nos van a pagar un carajo”.

Ante la pregunta de por qué tomó la drástica decisión de rociarse con nafta, dijo “porque estoy cansada de que siempre nos reprimen con la policìa, mandan a la Infanterìa y nos golpean si nos quieren sacar prendida fuego me van a llevar hasta que no nos de una respuesta el gobierno”.

Fuente: El Patagónico