Image default

Política o economía ¿quién manda? Por Leo Anzalone

Gran debate gran. Los límites no son claros y dependen de quien los imponga, lo cierto es que hay una fuerte interdependencia entre ambas. En Argentina, con la ceguera cortoplacista, la política parece subyugada a la economía y el resultado son las recurrentes crisis y la política de la coyuntura.

Claro que en este tema también lo ideológico tiene un papel fundamental y cada uno creerá en lo que quiera. A grandes rasgos la política que surge de los estados liberales cree en la política que domina el poder estatal y, por lo tanto, domina la estructura económica. En cambio, para el marxismo, con el materialismo histórico como pieza intelectual, la economía domina a la política.

Más allá de esto, lo cierto es que el mundo capitalista puso en duda el paradigma de que la economía quedaba subyugada a la política. En las últimas décadas la economía, en particular un determinado tipo de economía, es la que se ocupa de los fines y la política se convirtió en un mero instrumento. Ésta situación no distingue de continentes ni idiomas.

El modelo financiero que impera en el mundo, es intrínsecamente excluyente, concentrador, y fundamentalmente, fomenta las desigualdades y el individualismo.

En nuestro país casi parece natural que sea la economía la que manda. Crisis tas crisis económicas hacen tambalear gobiernos, crujir los cimientos institucionales, y así se fortalece esta idea. Pero si es así es porque nunca la política miró el largo plazo, el largo letargo de nuestra clase dirigencial tradicional solo mira la próxima elección y eso no permite que la política trascienda más allá de la coyuntura.

La política debe volver a tomar un rol preponderante, para eso es necesario tener dirigentes a la altura de las circunstancias, preparados intelectualmente y que entiendan que las transformaciones necesarias no se hacen de un día para el otro. La economía debe ser el instrumento para esas revoluciones que la política debe asegurar, porque como decía el economista Wesley Mitchell, “las teorías económicas son un útil telón de fondo, la economía es un arte que debe ayudar a formular la política”.

*Dirigente de Ser