Image default

Policías bonaerenses piden 600 mil pesos para dejar presos en libertad: complicidad política y judicial

Luego de que una oficial de la policía bonaerense declarara que un comisario y dos oficiales cobraron $ 600 mil para borrar de un operativo a piratas del asfalto, se expuso una sucesión de hechos que comprueban la complicidad policial, judicial y política para armar y desarmar causas. Un escándalo que deja en evidencia la componenda entre distintos sectores con delincuentes de chapa y pistola. Las escuchas de la causa.

Erika (su nombre es falso ya que se trata de una testigo protegida), es una oficial de policía que cumplía su labor de oficial de servicio en la comisaría de Villa Tesei (Hurlingham), cuando un día, un superior le avisó que habían agarrado a 12 integrantes de una banda de piratas del asfalto, que habían robado dos contenedores en el Puerto de Buenos Aires, a quienes estaban llevando a la seccional.

Ante esto, la uniformada contó en declaraciones a Clarín que “Como eran muchos a algunos los metí en el calabozo y a otros los dejé amarrados a las rejas y les fui tomando los datos, en un procedimiento de rutina”, explicó. Y aclaró que uno de los detenidos se sintió mal, entonces ella llamó a una ambulancia y el hombre fue trasladado con las esposas puestas y dos custodios al hospital. “Pero éste fue finalmente uno de los tres que algunas horas después de la detención se volvió a su casa. Los otros dos salieron de la comisaría caminando y cuando algunos compañeros los fueron a buscar, el tipo les dijo que ya había arreglado todo con Aybar”, relató Erika.

Según cuenta, aquel día de abril el subteniente Guillermo Aybar (33 años, uno de los denunciados junto al comisario Angel Amadeo Cardozo y al oficial principal Ariel Benítez) se le paró al lado y le dijo que borrara tres nombres del parte que estaba escribiendo para la fiscalía. Ella sólo simuló hacerlo pero luego tuvo que ir a tomar declaraciones al lugar de la detención y este policía logró su cometido con otra compañera, que llamó llorando a Erika: “Me dijo que le había hecho borrar con liquid paper los nombres y que para tapar ese agujero le pidió a otro oficial que saliera a buscar tres perejiles que anduvieran fumando porro”.

Erika contó que cuando volvió de tomar las declaraciones se encontró con Aybar y que éste la insultó: “Me gritaba ‘por vos hija de puta, que te creés fiscal, tuve que salir a buscar a tres faloperos. Cerrá el orto, pendeja'”.

En las mismas historias, la mujer policía relata que “Cerca de las 10 de la noche me llama el comisario y me ofrece 2 mil pesos. Lo insulté, le dije que no y él me quiso dar los 2 mil igual. Le dije que no me interesaba. Después un subteniente me contó que a él le habían dado 10 mil pesos y todos comentaban que (para borrar sus datos) los detenidos les habían dado 600 mil pesos”, detalló, aunque aclaró: “Yo eso no lo vi porque no estaba en ese momento en la comisaría”.

Al día siguiente llegó el castigo para Erika. “Me llama Aybar, me dice que soy una hija de puta, que en el caso Candela había hecho lo que se le antojaba y que acá también, y que me trasladaban a la comisaría del Barrio Mitre, donde me iban a tener controlada”, contó. Unos meses antes Erika se había ido de esa comisaría por denunciar al jefe de robar autopartes de los coches secuestrados. Según ella, la fiscalía tiene escuchas de que fue el mismo Aybar quien le avisó a la banda que los iban a detener y que “todo estaba armado”.

Como si ya la trama de esta situación no fuera lo suficientemente escabrosa, bairesparatodos.com.ar tuvo acceso a las escuchas de la investigación que corroborarían los dichos de Érika.

En una de las escuchas se da una conversación entre AYBAR y BENITEZ. En ella se desprende que Aybar le refiere que “pericia sobre el libro dió todo negativo”. Luego que no estuvieron nunca presos, que le debieron levantar la desafectación en dos meses. Luego BENITEZ le explica a AYBAR por que es el tema de la desafectación. Que lo desafectan por cuatro meses de manera tal, que si los sancionan con sesenta días, la sanción ya la tienen cumplida por los cuatro meses de desafectación. Luego AYBAR refiere que “la base de ellos es la falsificación, supuestamente, del libro de detenidos, y sino esta adulterado es por que esta bien”. Luego BENITEZ, le refiere a AYBAR que su mujer averiguo que “la mina” (por la denunciante) esta en Matanza, y que esta de recorrida en un móvil del CPC. Luego BENITEZ le refiere que se cruzo el otro día con “MOSQUITO (Mariano)” que refiere que esta “re caliente y podrido de policía y que no quiere trabajar más” AYBAR le contesta que con él (por Mosquito) esta todo bien, que con Isasi también, y con Caro también. (Que estos fueron los policias que sostuvieron la versión de los aquí imputados, al momento de declarar en sede Fiscal).

En otra escucha, que habla BENITEZ con “pa” y le dice que la pericia del libro dió todo negativo. Que quedaba pendiente la pericia donde “supuestamente esta piba había grabado a uno de nosotros que había ido a decirle lo que tenía que decir”.

En otra conversación entre BENITEZ y AYBAR, este último le dice que fueron recomendado por el Juez Rodriguez. Que Aybar le dice a Benitez que lo único que tienen son “dos declaraciones de testimonio de identidad reservada, y bueno la mina que hizo la denuncia alla en asuntos internos…. no hay forma que no nos levanten la desafectación en … noviembre”.

BENITEZ continua dialogando con AYBAR. Le dice que “no estuvimos en cana,… eso es lo mejor” Benitez dice “al no tener las pruebas fundamentales que son los libros que la mina denuncia se le cae a pedazos” . Aybar le dice “además tenemos contactos… si esto cae en el TOC 1, o en cualquiera de los TOC, … si cae en el TOC1, ya te digo como salimos… olvidate. Que Cheminade me dijo que es amigo de dos o tres TOC mas, que nos va a sacar absueltos… olvidate”.-

Y continuo Aybar “nosotros venimos recomendados, Cheminade me lo dijo…. Casabayo tiene el poder, es como He Man, tiene el poder , tiene todos los contactos, imaginate como Rueda le chupa el culo.

Luego Benitez dice “Lo que dice la mina es verdad, administrativamente estan hasta las pelotas, pero al no tener nada, policía no puede resolver mucho administrativamente” ” el día de mañana en el juicio oral puede llegar a terminar en contradicciones entre policías que va a terminar en la nada”.

En otra conversación entre BENITEZ y AYBAR, sobre el resultados de las pericias dicen que RUEDA (un inspector sumarial) le dijo que si las pericias le daban, los exhoneraban. Que hay posibilidades que cuando pidan el sobreseimiento, Meade les hagan lugar.

En otra comunicación Aybar le comunica a Cardozo, que efectivamente la pericia sobre el libro dio negativo. Como respuesta de Cardozo “ah espectacular, una a favor”.

En el archivo de comunicaciones entre Aybar y Benitez, se desprende una charla relevante a la investigación. Benitez refiere “yo estoy tranquilo … el libro de guardia lo lleno ella sola, sin que nadie le diga nada” Aybar refiere “no quiero que le metan presión a Mansferrer para que siga investigando boludeces”.

Esto se desprende de la investigación oficial, a la que tuvo acceso, por medio de fuentes reservadas, bairesparatodos.com.ar , pero ¿quienes son los mencionados?.

Cheminade (Claudio José), integra el Tribunal Oral Criminal 1 de Morón, fue fiscal de esa ciudad antes de ser juez, de ahí su relación con policías.

Rodríguez (Jorge) Juez Federal de Morón

Casabayo (Joaquín) abogado de los policías implicados, ex empleado en el juzgado del Juez Rodríguez, hombre que tendría vinculaciones con Daniel Scioli, quien lo nombró en la comisión encargada de investigar jueces y fiscales en la provincia. Además, la hermana de Casabayo es Juez de Garantías en Morón, a cargo del juzgado numero 6 y su mujer, Miriam Fernández, integra la Sala 3 de la Cámara de Garantías.

De acá se desprende que el juez Cheminade les diga a los policías que van a “zafar” y que todo va a quedar bien. Esto recién empieza, pero es una historia que recién empieza.

pobreza-3