Image default

Petróleo: ¿qué negoció cada cuenca y cómo planean las provincias sobrevivir a la crisis?

Tras el acuerdo alcanzado por Chubut, para sostener la actividad sin cambios ni afectaciones salariales entre otros puntos  y durante los próximos 6 meses, conviene analizar la situación en regiones cercanas, habida cuenta de que la crisis está lejos de terminar y tiene diferentes impactos, de acuerdo con las características de la operación en cada zona. En la cuenca Neuquina, por ejemplo, la situación para los trabajadores parece más complicada hoy que en la del golfo San Jorge, ya que se aprestan a sufrir suspensiones rotativas con afectación salarial.

En  Neuquén, el panorama sigue siendo complejo. Aun cuando esa cuenca tiene ventajas en relación al golfo San Jorge, a saber: el petróleo que produce es el de mayor calidad del país y, por lo tanto, el de mejor precio, ya que recibe 68 dólares por barril. La totalidad va al mercado interno, por lo que no tiene excedentes de exportación que sean alcanzados por los bajos precios internacionales. Y es el principal productor gasífero, siendo un producto que no se vio afectado por la baja de precios del petróleo y que, paulatinamente, ha logrado sucesivas mejoras de precio. Incluso con la política del gobierno de Macri, que apunta a eliminar subsidios a la energía, lentamente irá obteniendo mayores precios en la porción destinada al consumo residencial, que todavía arrastra valores congelados en el año 2002, en el marco de la emergencia económica.
Aun ese contexto no tan adverso, el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, anticipó este lunes que habrá suspensiones “rotativas de personal” de parte de las empresas de servicios que operan en la cuenca neuquina.
El aspecto positivo, según ponderó el dirigente, es que no habrá despidos, según lo acordado tras una serie de reuniones en el Ministerio de Trabajo de la Nación, tras  la presentación del procedimiento preventivo de crisis por parte de la CEOPE, en representación de unas 40 empresas de servicios especiales.
En total, el procedimiento involucra a 10.000 trabajadores de distintas empresas, de las cuales casi la mitad corresponde a contratistas de YPF.
Según se argumentó desde el ámbito empresario, las suspensiones rotativas de personal posibilitarían recuperar ciertos márgenes de rentabilidad.  De igual modo, restaba definir cuál sería el alcance de la quita salarial que afectará la persona durante los períodos de suspensión.
La situación de Neuquén es leída con cuidado desde Chubut. Los referentes sindicales de la provincia no dejan de afirmar que desde aquella provincia se busca avanzar para “disciplinar la discusión salarial”, en referencia a las futuras negociaciones paritarias y la búsqueda de la industria para maximizar la rentabilidad. Desde el ámbito empresario, sin embargo, se da una advertencia que bien puede volver a repercutir en el futuro cercano: “la industria ya venía atravesando problemas de rentabilidad por la constante suba de costos y la pérdida de productividad de los últimos 10 años; si no se recupera eficiencia, la actividad no va a ser viable y todos saben que los subsidios pueden ser un aporte temporal, pero no se van a sostener indefinidamente en el tiempo”.
 En Santa Cruz aguardan señales de YPF y Sinopec
En Santa Cruz, el secretario general Claudio Vidal mantuvo reuniones con YPF y con el titular de la CGT Hugo Moyano, advirtiendo que la situación sigue siendo complicada, ya que si bien no hay despidos masivos, quienes conocen la actividad en la zona norte santacruceña reconocen que hay una merma preocupante en la actividad. En el norte santacruceño la actividad principal es desarrollada por YPF y, en menor medida, por Sinopec, mientras que una parte de la producción de esta última es exportada. Resta saber si el acuerdo alcanzado con Chubut podría extenderse también para el excedente de exportación que se produce en la vecina provincia.
Tras una reunión realizada en  Buenos Aires con gerente de Operaciones de YPF, Jesús Grande, Vidal aseguró que  “todas las partes coincidieron en sostener los puestos de trabajo”, tras la advertencia sobre que peligraban más de mil puestos de trabajo. Vale recordar que YPF también aplicó un plan vacacional en la cuenca San Jorge, afectando 2 equipos perforadores en Santa Cruz. “Este esquema de trabajo con mesas multisectoriales –añadió- continuarán en los próximos días para arribar a acuerdos que no perjudiquen a nuestros trabajadores”.
Chubut con alivio temporal
En ese contexto, la situación de Chubut aparece hoy como la más aliviada, considerando que el acuerdo alcanzado con el gobierno nacional y las operadoras –con el aporte de 10 dólares por cada barril de exportación- garantiza estabilidad laboral y salarial. “No todos van a empezar a laburar en lo inmediato, porque todavía quedan 11 equipos abajo (de los 51 que estaban parados) y se irá analizando con el correr del tiempo cómo van a ir reincorporándose”, planteó Ávila.
Fuente: Adnsur