Image default

Pepito Cibrián: ¨El Gobierno me desilusionó muchísimo¨

El prestigioso director y dramaturgo contó sobre su nuevo proyecto teatral, confiesa el deseo de enamorarse y comparte su mirada de la actualidad argentina.

A pocos días del estreno de su nuevo proyecto teatral, Pepe Cibrián Campoy (70) brindó un móvil para Implacables (El Nueve, sábados y domingos a las 20) en el que habló de todo y sorprendió con su análisis acerca de la corriente migratoria de estudiantes de Venezuela en el país.

Además de adelantar algunos detalles de La dama de las rosas, que se estrenará el próximo 15 de marzo en El Cultural San Martín, el prestigioso director y dramaturgo habló de la situación socio-económica en Argentina y opinó al respecto.

“Primero, siempre Argentina es un país abierto a mí y a mi familia. Nunca nadie dijo nunca la española (por su madre, la recordada Ana María Campoy), el español ni la uruguaya China Zorrilla, siempre ha sido maravilloso para nosotros y la situación de Venezuela es patética, tremenda y damos los brazos abiertos”, comenzó diciendo.

Y siguió: “Ahora yo me pregunto: tanta gente venezolana está trabajando, ¿por qué trabaja? Porque los argentinos no ocupamos esos trabajos, porque (esos puestos) ya estaban no es que los inventaron para los venezolanos. Entonces, o no le gusta lavar copas a los argentinos o no tienen ganas, pero la realidad es que trabajan”.

En ese momento de la entrevista con el ciclo conducido por Susana Roccasalvo, el también actor indicó: “Lo que no estoy de acuerdo es que vengan del Interior miles de estudiantes y después se vayan. O sea usted viene, estudia gratis, lo pago yo, entonces usted luego se queda dos años para devolverle a la sociedad argentina lo que le hemos dado gratis”.

Y sentenció: “Ahora llegan, estudian, se reciben y se vuelven a su país, eso no me parece justo“.

Además, sobre la atención sanitaria que en el país se le brinda a los migrantes, el artista expresó: “El mundo debe cuidar sus espacios, vos llegás a España a trabajar y tenés que pasarte 36 años en la rambla de Barcelona vendiendo soretines para que te den un papel que diga ‘Viva Franco’…”.

Y cerró: “Acá llegan y todos tienen su documentación, tendríamos que hacer como Brasil que le pide VISA a Estados Unidos porque se la piden a ellos… Así van a venir muchos más venezolanos y colombianos“.