Image default

Peleas en el gabinete por la suba de la Coparticipación porteña

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay no empezó de la mejor manera en su cargo ya que después de conocerse una fuerte discusión con el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ex presidente del Banco Central habría tenido diferencias con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, por el aumento de la coparticipación federal a la Ciudad de Buenos Aires, justificado por el traspaso de la Policía Federal.

Luego de la fuerte discusión con Marcos Peña por diferencias a la hora de comunicar las acciones de gobierno, Alfonso Prat-Gay, volvió a tener problemas, ahora con Rogelio Frigerio, esta vez desatado por el aumento de la coparticipación federal a la Ciudad de Buenos Aires, justificado por el traspaso de la Policía Federal.

Los principales apuntados fueron el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y el secretario de Hacienda, Gustavo Marconato, un santafesino que viene de trabajar con el kirchnerismo. Prat-Gay estaba en Davos, junto a la canciller, Susana Malcorra, cuando el decreto salió publicado en el Boletín Oficial el martes pasado, con su firma junto a las de Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. “Todos lo sabían, firmamos un compromiso de campaña de traspasar la Federal con los fondos”, explicaron altas fuentes de la Casa Rosada. Aunque no ocultaron que la figura del ministro de Hacienda pueda generar roces, dijeron que no había otra posibilidad, si no se hubiera retrasado el traspaso.

En este marco, el conflicto con los gobernadores abrió la primera “grieta” en el gabinete: los funcionarios políticos, como Rogelio Frigerio (Interior) o Emilio Monzó (titular de la Cámara de Diputados), venían trabajando con la idea de quebrar al PJ pero con el discurso de que no habrá, por ahora, fondos extra (ATN, por ejemplo) ni grandes anuncios hasta que no se consigan crédito para obras.

El decreto y la entrega de fondos para la provincia de Buenos Aires complicaron esa negociación incipiente y colaboraron para abroquelar a los gobernadores del PJ, que serán recibidos el miércoles en la planta baja de la Casa Rosada por Frigerio. “Estamos preocupados con lo que pasó”, asegura uno de los hombres fuertes del macrismo. “Tuvimos que arrancar de nuevo”, agrega otra fuente.

Otra de las quejas hacia el equipo de Prat-Gay que recoje el diario Perfil es que en la Secretaría de Finanzas “pisan” los fondos para los gobernadores. Un caso: un importante mandatario provincial, que tiene varios diputados y dos senadores, tenía cerrado un acuerdo para un desembolso de $ 170 millones que se le adeudan por obras públicas de una cooperativa. A pesar de la promesa, nunca se efectivizó.