Image default

Patricio Farcuh: “Me quieren quitar la empresa”

Con un pasivo multimillonario y denuncias de todo calibre, Patricio Farcuh, dueño de OCA, se muestra exhausto y no duda en afirmar: “Me quieren quitar la empresa”. Farcuh dice estar librando una batalla para conservar la principal compañía de correo privado a la que, según él mismo admite ante Clarín, no puede ingresar. ¿Quién se lo impide? “El grupo gerencial”, señala al mencionar a Juan Vázquez, a cargo de Recursos humanos, al director de Finanzas, José Aste, y el abogado Natan Taubas.

Farcuh se aferra a OCA, pese a que ha llevado las deudas con la AFIP a un límite bochornoso y el resultado está a la vista: tiene las cuentas embargadas y el próximo martes debe enfrentar el pago de sueldos que implican $ 170 millones para sus 7.000 empleados. En su defensa sostiene que el Estado le adeuda $ 650 millones por distintos servicios prestados. El rojo con la AFIP asciende a $ 4.400 millones.

Por cierto, este contador de 38 años recibido en la UBA, supo construir una empresa de empleo eventual al calor de su amistad con Pablo Moyano. Su grupo Rhuo ( Recursos Humanos Organizados) se expandió a la logística y a la recolección de residuos junto a los Moyano. Compró OCA en 2013 y una versión nunca desmentida sostiene que el ex líder de la CGT aportó unos US$ 30 millones para la operación. Otra muestra: Hugo lo socorrió a principios de este mes con el desembolso de $ 50 millones para que pudiese pagar los sueldos. OCA es el principal sponsor de la camiseta de Independiente, el club que preside Moyano. Pero las cosas parecen haber cambiado en esa relación y la preocupación por la suerte de los empleados de OCA, afiliados a camioneros, lidera la agenda de los Moyano. Fuentes sindicales dejaron trascender que OCA facutra $ 460 millones mensuales y pierde 100 millones, y si se contabiliza su problema financiero, el déficit alcanza a $ 200 millones.

En la Casa Rosada también siguen cuidadosamente este desenlace. La empresa se está ofreciendo a distintos jugadores del sector, desde Andreani a Héctor Colella. El heredero del grupo Yabrán y con el manejo de Ocasa, transformada en una firma global de logística sofisticada, negó a este diario cualquier interés.

En estos días, las relaciones internacionales de primer nivel, que supo tejer Farcuh tampoco parecen ser de mucha utilidad. Trajo varias veces al país al ex presidente francés Nicolás Sarkozy junto a Carla Bruni. Farcuh asegura que una de las hermanas de Bruni es madrina de sus hijos. También estuvo detrás de varias visitas del premio Nobel, Josep Stiglitz. En estos días sombríos, algunos se preguntan, incluso, si seguirá siendo el representante de Pep Guardiola, en el firmamento de los DT.

Por Silvia Naishtat – Clarín