Image default

Patricia Bullrich fue quien más se favoreció con el nepotismo en Cambiemos

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es una de las funcionarias que más se benefició con el nombramiento de familiares y cercanos en diferentes cargos del Estado Nacional, desde que asumió el Gobierno de Mauricio Macri a fines del 2015.

Si bien fue el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien más ruido generó en las últimas semanas por el nombramiento de una empleada propia como interventora en el sindicato SOMU y de su hermana como directora del Banco Nación, es Bullrich quien gana la carrera de más familiares nombrados en los últimos dos años.

Sin embargo, el anuncio realizado hoy por el jefe de Estado obligará a la ministra a retrotraer varios “favores” que consiguió para su círculo de confianza.

Desde que asumió, a la ministra de Seguridad le surgió el espíritu de madre estando al frente de la cartera y decidió hacer ingresar a sus hijos y a su primo. Francisco Langieri Bullrich entró en el Ministerio de Modernización y Santiago Bullrich encontró la llave para entrar a Campañas Digitales del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Por otra parte, su primo, el actor Segundo Cernadas, consiguió un puesto en la oficina de ANSES Tigre.

La “lista Bullrich” continúa: le hizo un favor a la nieta de su tía, María Julieta Williams, y le abrió las puertas como Directora General de Innovación Social y Planeamiento Participativo de la Secretaria de Integración Social y Urbana de la Ciudad de Buenos Aires; por ese cargo cobra un sueldo de 80.500 pesos.

Pero todos estos nombres no fueron suficientes para la ministra, que metió de manera masiva a personas cercanas en la Subsecretaria de Comunicación Social dependiente de la Secretaria de Medios: le consiguió a su cuñada Ana Gascón Araoz un contrato por 47.300 pesos, y para los sobrinos de ésta y sus novias por sumas algo menores.