Image default

¿Para quién juega realmente Juan Grabois?

El dirigente social Juan Grabois se mostró en los últimos meses cerca de Cristina Kirchner. Aseguró que la expresidenta “cambió” y está más “madura”.

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) volvió a remarcar la necesidad de armar un “frente patriótico” que incluya a toda la oposición, desde el kirchnerismo hasta los referentes del llamado peronismo alternativo, con Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey como referentes.

“¿Es candidata a presidenta Cristina?”, le preguntó, sin vueltas, el periodista Luis Novaresio al abrir la entrevista en radio La Red. “Ojalá que sí, pero no tengo la respuesta a esa pregunta. La tiene solamente ella, yo tengo un argumento muy elemental para pensar que lo será, que es la dirigente política que tiene la mayor intención de voto en la Argentina, por lo que es muy posible que esto suceda”.

En esa línea, aseguró que “un sector importante de la sociedad la tiene como un signo de esperanza para que se pueda revertir la situación catastrófica que estamos viviendo”. “Esas son dos razones muy fuertes para presentarse, pero no puedo dar una respuesta más que la expresión de deseo del espacio al que pertenezco (el Frente Patriótico)”,

También habló de la importancia de las internas. Respecto de esa nueva posición de Cristina, quien en las elecciones de 2015 y 2017 no quiso que las hubiera (en ambas Florencia Randazzo pedía competir en PASO pero la estrategia del kirchnerismo marcó otro camino), Grabois afirmó: “Las personas cambian, las composiciones políticas de los frentes cambian y nosotros pensamos que hay que hacer primarias”.

“¿Cristina cambió?”, le preguntó el periodista Luis Novaresio durante la entrevista en radio La Red. “Yo creo que sí, que cambió, que mejoró, que maduró, como todas las personas que atraviesan situaciones difíciles y en este caso después de 8 años de experiencia en la Presidencia”, respondió Grabois.

Además, acusó a los integrantes del peronismo alternativo de no querer competir en una “gran interna” no por una “cuestión ideológica”, sino porque saben que “les va a ir muy mal”.

Fuente: EP