Image default

Pakistán acepta la oferta de mediación de Rusia para reducir tensión con la India

El ministro de Exteriores pakistaní, Shah Mahmood Qureshi, dijo que Islamabad acepta la oferta de mediación por parte de Rusia para reducir las tensiones con la vecina India.

“[El canciller ruso Serguéi] Lavrov se ha ofrecido para mediar. Respecto a la India no sé, pero quiero decirle a Rusia que Pakistán está listo para sentarse a la mesa y reducir las tensiones”, declaró Qureshi, citado por el diario Dawn, al intervenir en una sesión conjunta de las dos cámaras de la Asamblea Nacional.

Serguéi Lavrov manifestó la víspera que Rusia se ofrece como plataforma para las conversaciones entre la India y Pakistán, siempre y cuando ambas partes lo acepten.Tanto la India como Pakistán, junto con China, Kazajistán, Kirguistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán, son Estados miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), fundada en 2001.

Las relaciones entre Islamabad y Nueva Delhi se agravaron después de que un terrorista suicida atacara el 14 de febrero un convoy policial en Pulwama, en el estado indio de Jammu y Cachemira, causando más de 40 muertos y decenas de heridos.

El atentado fue reivindicado por el grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM) cuyo jefe, Masood Azhar, se encuentra en Pakistán, según confirmó en declaraciones a la CNN el canciller pakistaní, Shah Mahmood Qureshi.La India acusó nuevamente a Pakistán de patrocinar grupos terroristas en la disputada región de Cachemira, donde no existe una frontera sino la llamada Línea de Control entre los dos Estados, pero Islamabad rechazó la acusación por “infundada” y propuso a Nueva Delhi investigar conjuntamente el ataque, que volvió a llevar a la región al borde de un conflicto armado.

El 26 de febrero, la India bombardeó desde el aire las supuestas bases de JeM en territorio pakistaní, al afirmar que era una “acción no militar preventiva” y “absolutamente necesaria” debido a la información de que el grupo estaba tramando más ataques.Al día siguiente, Pakistán respondió a esta incursión con otro ataque aéreo transfronterizo, para demostrar su capacidad de autodefensa.

El enfrentamiento aéreo, el primero desde la guerra indo-pakistaní de 1971, derivó en el derribo de un MiG-21 de la Fuerza Aérea India cuyo piloto fue capturado por los pakistaníes.

También Nueva Delhi afirma haber abatido un F-16 pakistaní, pero Islamabad niega haber utilizado estos aviones de combate en el ataque.

Fuente: Sputnik News