Image default

Padre Pepe: “El Papa ha ayudado mucho a mantener la paz interior en Argentina”

El cura, junto con otros religiosos de la villa, presentaron la campaña “hogar del abrazo maternal” como alternativa al aborto. Críticas al Gobierno y al debate por la despenalización.

Al Padre Pepe no se la contaron. Con más de veinte años de trabajo en las villas, y más amenazas sobre su persona de las que quiere recordar, el cura conoce la pobreza. Por eso mastica bronca cuando siente que “la clase media” impulsa ideas, como para él es el caso del aborto, en nombre de los más carenciados. “Si fuera tan así como dicen ya hubiéramos hecho algo. Cuando vimos a los chicos drogándose en las calles, hace más de diez años, hicimos ‘los hogares de Cristo’ para ayudarlos”. Di Paola viene de presentar, junto a otros curas villeros, el “hogar del abrazo maternal”, una serie de centros de asistencia para madres o futuras madres en lugares carenciados. Lo planearon como una alternativa al aborto, el proyecto que tuvo media sanción en Diputados y que unió a toda la Iglesia en su contra y que, en esa mañana fría en Retiro, llevó también a cinco mujeres que hacen trabajo social en las villas a apoyar la iniciativa. “Ellas son las grandes protagonistas”, dice “Pepe”, custodiado por la tumba de Carlos Mugica. El cura asesinado en los setenta no es el único hombre famoso de la Iglesia que Di Paola tiene cerca: también mantiene una relación desde hace años con el Papa Francisco, a quien defiende ante el Gobierno. “No hacen lo posible para que venga, es como que le histeriquean. Lo invitan y luego ponen varias cosas como para que no quiera”, asegura en una charla rápida luego de la conferencia de prensa.

Noticias: ¿Es imposible que el Papa venga a Argentina?
Padre Pepe: El Papa ha ayudado mucho a mantener la paz interior en Argentina, y además se ocupó de cuidar a gente muy criticada y sola. El Gobierno no ayuda a que venga. Hay una histeriqueada: te invito pero después te pongo todas las cosas para que no venga. No sé qué va a pasar, porque el Papa tiene en su cabeza a un mundo con un montón de problemas.

Noticias: ¿El Gobierno manejó mal la relación con Francisco?
Padre Pepe: No puedo decir “todo” el Gobierno, pero… no sé quien maneja las cosas, si es Durán Barba u otro, pero llaman poderosamente la atención muchas cosas. ¿Por qué no es posible esperar a las elecciones que son el año que viene para decir “nosotros vamos a proponer lo del aborto”? ¿No pueden esperar por las encuestas? Si las encuestas dan que la mayoría de la gente no está a favor ni del aborto ni de ir al FMI. Y esto es una denuncia a todos: el Gobierno anterior tuvo la mayoría en las dos Cámaras, si era tan urgente el tema, ¿por qué esperaron hasta ahora para sacarlo?

Noticias: Piensa que hubo un interés político en impulsar el debate del aborto.
Padre Pepe: Está ligado a otros intereses. Lo dije en el Congreso: está ligado a los fondos. A veces no se dice explícitamente “el aborto”. A veces, con cierta malicia, nos quieren hacer creer que no tiene que ver con todo el programa que vienen llevando adelante todos los organismos internacionales cuando dan un préstamo en el mundo. Tiene que ver con el ajustamiento de las políticas poblacionales.

Noticias: Entonces, ¿el aborto legal es algo que pide el FMI?
Padre Pepe: Ocurrió en el mismo mes, en el mismo año.

Noticias: Pero se conoció la letra chica del acuerdo con el FMI y este punto no figura.
Padre Pepe: Hay cosas que no se escriben, hay cosas que no quieren que quede constancia. Pero sucede en todos los países del mundo donde están estos organismos, y llegamos a situaciones donde en Europa hay mayor cantidad de muertes que de nacimientos. En estas negociaciones nosotros somos una prueba clave: somos un país importante y que tiene un Papa. Se debería, al menos, haberlo charlado con más tiempo. Hicieron una especie de Boca River, y a nosotros nos interesa un dialogo más abierto.

Noticias: ¿Influye en el acuerdo con el Fondo que este sea el país del Papa?
Padre Pepe: Puede ser que tenga que ver con el Papa. Se dio una situación… invitó al Papa a que venga pero también le pongo todos los palos que puedo. No son inocentes muchas de las críticas acérrimas que se le han hecho. En una carta que le mandamos a la directora del FMI, Christine Lagarde, le mencionamos que este acuerdo no pasó por el Congreso. No se trató con seriedad el tema, como pasó con el aborto. Cuando me invitaron a las exposiciones en el Congreso había diputados que querían ir a escuchar pero que no podían porque “tenían que debatir el tarifazo”. Después terminaron votando de cualquier manera, como se les ocurrió: algunos decían que votaban así porque habían hablado con la hija y ella se los pedía. La seriedad de este debate merecía un tiempo prolongado para el diálogo y para buscar puntos medios. Hay que ser más respetuosos, aún pensando diferente, sabiendo que ninguno tiene toda la razón y que del otro lado hay alguien que tiene parte de la razón.

Noticias: Dentro de los que están en contra del aborto hay personas como Alejandro Biondini, de Bandera Vecinal, o Cecilia Pando, entre otras personalidades polémicas. ¿Qué le genera a un cura villero estar en esa misma línea?
Padre Pepe: Hay una generalización hecha a propósito, cómo el debate, que estuvo hecho adrede. No creo en la inocencia con que fue presentado este debate, que no me gustó. Se proponen los extremos de los dos lados: el que está favor del aborto es un asesino y el que está en contra es un dogmático. Llevar a los extremos es justamente una forma de manipular, y eso es muy triste. En esta villa, la 31 se ha hecho una encuesta y el 70 % está en contra del aborto. En el interior, donde están los “Hogares de Cristo” a los que voy, el número es similar. Tratan de caricaturizar en extremos, como cuando me sacaron de contexto la frase de que “ninguna mujer pobre abortaba”. Yo hablaba en general. Es como decir “los periodistas dicen la verdad”. Algunos seguramente no. Nosotros señalamos que el aborto no es el camino que generalmente se elige.

Noticias: ¿Siente que hay un usufructo de la imagen del pobre?
Padre Pepe: Sí. A veces cuando la clase media no sabe qué hacer cuando quiere llegar a algo te dice “no es por mí, es por el más pobre”. Pero en realidad el más pobre no te pidió eso. Los pobres te van a decir “voy al hospital a atenderme y falta esto y esto, no tengo luz ni cloacas, no tengo trabajo” y para cambiar eso no hay marchas masivas. En ese sentido hay una insensibilidad, y la verdadera grieta está ahí, entre los más pobres y la clase media o la media alta, aunque cuando la clase media se acerca a los barrios hay una integración muy buena. Nosotros que vivimos en las villas podemos dar testimonio de eso. Si fuera tan así como dicen ya hubiéramos hecho algo: no decimos que la villa está exenta de abortos, decimos que no es lo común. Ojala estos centros funcionen para eso también.

Noticias: ¿Cómo van a funcionar los centros?
Padre Pepe: Allí daremos alimentación, atención y control médico, apoyo psicológico, orientación legal para que puedan llevar adelante sus embarazos y los primeros años de los bebés. También buscaremos facilitar el acceso a programas que promueven la vida como la Asignación Universal por Embarazo y los programas de Salud Materno infantil entre otros. En nuestras propias Capillas va a haber un lugar adecuado para que puedan estar y recibir cariño y contención y, en los casos en que no fuera posible la crianza del niño poder rápidamente articular con el sistema Judicial para una adopción rápida. Algunos centros ya están funcionando, y otros se van a ir sumando. Van a ser muy buenos más allá de lo que pasé con el aborto.

Noticias: En la conferencia aseguró que “las mujeres vienen primero”. ¿Servirá el debate sobre el aborto para cambiar el rol de la mujer en la Iglesia?
Padre Pepe: Creo que sí, y que ya está cambiando. El rol de la mujer en la Iglesia, y creo que el Papa francisco la tiene clara en este sentido, tiene que ser muy fortalecido. En mis parroquias una mujer dirige el centro de cooperación y otra las capillas. Hay cosas que nosotros no vamos a poder hacer nunca y que si lo hacen las mujeres religiosas: la madre Teresa es única, los hombres no vamos a poder ser nunca así. Ese amor de madre, de mujer, es único. A veces no pasa tanto por dar o no misa, sino por el protagonismo que tiene que tener la mujer y las decisiones que puede tomar.

Por  – Noticias