Image default

“Paco” Oliveira: “Más allá de lo que diga el INDEC, la gente está desesperada”

El padre Francisco “Paco” Oliveira, uno de los curas villeros que trabaja en la provincia de Buenos Aires, cuestionó duramente las cifras de pobreza que difundió el Gobierno y aseguró que “esos datos ya están absolutamente desactualizados”.

“La verdad es que a mí en la escuela me enseñaron que dos más dos es cuatro. No puedo entender que con esta inflación, con la baja en las Asignaciones Universales por Hijo (AUH) y con un deseo de aumentar los sueldos solo al 15%, la pobreza haya bajado. Me gustaría que alguien me explique cómo puede ser”, cuestionó.

Oliveira resaltó que los números que brindó este miércoles el INDEC “son datos del 2017 comparados con los del 2016, que también fue un año terrible”. “A mí nadie me puede decir que bajó la pobreza porque yo veo cómo la gente está desesperada, busca trabajo y no puede ni siquiera arreglar la puerta de su casa”, agregó.

De acuerdo con el organismo estatal, en el segundo semestre del año pasado el 25,7 por ciento de los argentinos vivía en la pobreza, lo que significa una reducción de casi cinco puntos respecto del periodo anterior. Para Oliveira, en cambio, “la gente ya no puede pagar las tarifas y muchos no tiene ni siquiera los 7 mil pesos” que el INDEC dice que se necesitan para no caer en la indigencia.

El religioso sostuvo que “hay más y peores pobres, y eso se nota en nuestros barrios” porque, por ejemplo, “en los comedores continuamente aumenta la cantidad de gente que se anota, ya sea para comer o para llevarse la vianda”. “Con los aumentos en el gas… ¿A cuánto se va a ir la garrafa? ¿700, 800 pesos? No es posible que una familia que consume dos garrafas al mes tenga que invertir 800 pesos sólo para cocinar”.

Asimismo, consideró que “los alimentos siguen subiendo desmesuradamente” y que“hoy la gente no tiene para pagar las cuentas”. “También creció mucho lo que es el cuentapropismo: personas que se cayeron del sistema y que se están buscando la vida vendiendo panificados, eso es pan para hoy y hambre para mañana”, opinó. Finalmente, Oliveira remarcó que “la misma UCA (Universidad Católica Argentina) dice que este año va a aumentar la desigualdad y la pobreza”.